Los Ángeles, Domingo 22 de Enero de 2017
ver +
REPORTAJES
Fecha: 14-10-2016
UBICADO EN LA COMUNA DE TUCAPEL
Santuario de Fátima: cuando la fe mueve montañas
Transcurrían los años 50 cuando un conflicto comenzó a suscitarse entre Tucapel y Huépil, ya que este último lugar empezaba poco a poco a crecer más que el primero. Por lo mismo, este santuario fue considerado como una forma de comunión entre ambas localidades.
Publicado por Prensa La Tribuna, LaTribuna

Ubicado a tres kilómetros pasado el pueblo de Tucapel en dirección a Huépil, se encuentra el santuario de Fátima.

 

Adornado por sauces, tilos y maitenes, el lugar resulta perfecto para un momento de regocijo espiritual, rodeado de un hermoso entorno natural.

 

En el lugar, “la virgen María abre sus brazos para acoger a todos los peregrinos que la visitan y le expresan su amor, entregándole cada petición y acción de gracias que se demuestra en numerosas manifestaciones que se han encontrado, dando gracias por los milagros realizados”, relató el párroco de la Parroquia San Diego de Alcalá de la comuna de Tucapel, Tomás Carrasco.

 

Cada semana, expresó Carrasco, el santuario de Fátima alberga -fácilmente- a unas 200 ó 300 personas, cifra que en verano puede aumentar de forma considerable.

 

Desde Los Ángeles o alrededores, quienes quieran visitar el lugar deben tomar la carretera que va hacia Antuco. Al llegar al cruce Canteras deben continuar el trayecto en dirección a Tucapel. El santuario está a tres kilómetros pasado el pueblo de Tucapel en dirección a Huépil.

 

Transcurrían los años 50 cuando un conflicto comenzó a suscitarse entre Tucapel y Huépil, ya que esta última localidad empezaba poco a poco a crecer más que la primera.

 

Por lo mismo, el santuario de Fátima fue considerado como una forma de comunión entre ambas localidades.

 

“Consultando a los fieles, hemos recogido información que nos sitúa en una fecha concreta: el 13 de noviembre de 1951. El padre Luis Enrique Cruz Valenzuela, bendice solemnemente este lugar y que su homilía, incluso, se encontró y comienza con estas palabras: “toda pura María, canta en el cielo los ángeles””, relató el párroco.

 

Ya en esa fecha, agregó Carrasco, este santuario natural era repletado por fieles provenientes de todos los lugares de la Parroquia San Diego y que habían participado primero en la fiesta de San Diego, en la comuna de Tucapel.

 

Varios sacerdotes de la arquidiócesis de Concepción y autoridades civiles del sector participaron de la bendición. El teniente de Carabineros de Tucapel de aquel entonces rindió los honores correspondientes.

 

El santuario de Fátima se encuentra emplazado en un terreno donado por el matrimonio compuesto por José María Fernández Fito y Victoria Vila, el lugar buscaba que sirviera de punto de unión para los habitantes de la comuna.

 

En la actualidad, este lugar alberga un templo que fue edificado el 2007 e inaugurado el 2 de diciembre de ese mismo año, “fruto del amor profundo y sincero de un hijo de María, Patricio Veloso Castiglioni, que con su único deseo de que los fieles pudieran conocer, amar a Cristo a través de la piedad profunda de la virgen María ha donado y juntos construido este hermoso templo a la virgen María en el Santuario de Fátima”, expresó Carrasco.

 

Las pinturas que forman parte del templo fueron realizadas por Eduardo Castiglioni. Actualmente, son muchos los fieles que siguen visitando y conociendo el santuario de Fátima.

Visto 1835 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar
Noticias relacionadas
edición impresa
ediciones anteriores
ver +
encuesta
¿Qué deben hacer las autoridades con el edificio O'Higgins?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook