Los Ángeles, Lunes 23 de Enero de 2017
ver +
REPORTAJES
Fecha: 18-11-2016
UBICADO EN LA COMUNA DE NEGRETE
Cerro Mariman: el punto donde converge la naturaleza y la historia
Llamado antiguamente Cerro de Negrete, con el tiempo su nombre cambió como se conoce en la actualidad, en honor a un cacique que participó –principalmente- en la última etapa de la Guerra de Arauco.
Publicado por Prensa La Tribuna, LaTribuna

Como un lugar repleto de historia podría definirse el cerro Mariman, ubicado en la comuna de Negrete, distante a unos 35 kilómetros de la ciudad de Los Ángeles.

 

Llamado antiguamente Cerro de Negrete, con el tiempo su nombre cambió a Cerro Mariman en honor a un cacique que participó –principalmente- en la última etapa de la Guerra de Arauco.

 

En español significa “Diez Cóndores”, este cerro fue utilizado como un lugar estratégico militar durante el periodo de la Guerra de Arauco y posterior pacificación de la Araucanía.

 

Al ser un sitio en altura, el Cerro Mariman prometía ser un lugar estratégico al momento de combatir una guerra ya que facilitaba la oportunidad de observar los pasos del enemigo ante estos escenarios.

 

El lugar era utilizado como una especie de fortaleza o fuerte construido con distintos materiales, tales como piedras, palos o adobes.

 

Mientras buscaba la materia prima con la cual trabajar, un escultor y artesano local encontró unos muros en los faldeos del cerro en el año 2003.

 

Estos se emplazaban justo en un hoyo que una máquina extractora de áridos realizó en el lugar, apareciendo un muro con una base de bolones de un metro 10 de ancho y entre dos a tres metros de alto, los que aún permanecen bajo tierra en los faldeos del cerro Mariman.

 

En los alrededores de estos muros existiría mucho material cerámico, como cántaros mapuches e hispanocoloniales.

 

Pese a que estos muros se encuentran tapados por una malla raschel, eso no impide que los visitantes puedan disfrutar de una vista privilegiada y de la naturaleza en todo su esplendor.

 

Ubicado al lado del río Biobío, el cerro Mariman cuenta con dos cuevas; una por el lado occidental y la otra por el lado oriental.

 

Cuenta la historia que una de estas cuevas pudo haber sido utilizada como polvorín de estos muros, que se supone que son parte de uno de los tantos fuertes que existieron en el lugar.

 

En la otra, en tanto, existe un estanque de cemento que servía para decantar agua que se extraía del río Biobío y de un pozo, utilizando para ello un molino de viento.

 

En el cerro existían dos cañones como parte de la fortaleza; en la actualidad, uno de ellos forma parte de la plaza de armas de Negrete.

 

Si a las fortalezas que se emplazan en el cerro se le suma el cacicato de Negrete-Bureo y los parlamentos que se realzaban en torno a estos mismos fuertes, por un tema de seguridad y estrategia militar, el lugar cobra aún mayor importancia y atractivo.

 

Textos históricos dan cuenta de la existencia de un torreón en el lugar, mientras que otros hablan de una talaya: una estructura alta de observación.

Con todo ello, el cerro no sólo resulta atractivo desde el punto de vista natural sino que también histórico, pudiendo ser utilizado como un lugar donde converja el paseo familiar y la historia del país.

Conocido por sus fortificaciones, edificadas durante la Guerra de Arauco, el cerro Mariman se encuentra protegido y declarado Monumento Arqueológico por el Consejo de Monumentos Nacionales.

 

POTENCIAL PARQUE HISTÓRICO CULTURAL

Hay quienes promueven la idea de que el cerro se transforme en un Parque Histórico Cultural.

Lo que buscan es que el lugar contenga un bosque nativo y plantas medicinales, que albergue a personas que trabajen como guías turísticos y que relaten la historia del cerro Mariman.

La idea es utilizar este contexto histórico como un parque, a lo que pueda sumarse la belleza natural del sector, además de agregarle un espacio que reúna artistas y cultores de la comuna para que puedan exponer, enseñar o vender sus obas.

De forma gradual, buscan que se pueda implementar una laguna artificial o natural, una playa, que permita la navegación, nado y baño seguro para que las familias puedan disfrutar aún más de los encantos del lugar.

El cerro Mariman, además, es propicio para practicar deportes de aventura, como el canopy.

 

Visto 1013 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar
Noticias relacionadas
edición impresa
ediciones anteriores
ver +
encuesta
¿Qué deben hacer las autoridades con el edificio O'Higgins?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook