Al parecer tienes el javascript deshabilitado, favor activarlo para visualizar el contenido del sitio.
Los Ángeles, Lunes 20 de Noviembre de 2017
ver +
CRÓNICA
Fecha: 10-01-2017
LA TRIBUNA DENUNCIA
Angelino acusa a Banco Santander por despido injustificado tras ser diagnosticado con epilepsia
Además, el afectado, denunció acoso laboral y malos tratos por parte de jefe zonal de la sucursal en Los Ángeles.
Publicado por Prensa La Tribuna, LaTribuna

Yony Fernández Torres (42), llevaba 18 años trabajando para banco Santander, específicamente en tesorería, cuando fue despedido, según el afectado, por tener epilepsia.

 

Fernández, contó a La Tribuna, que todo comenzó cuando, hace unos cuatro años, tuvo una crisis en el trabajo, lo que le diagnosticó la epilepsia. Luego de conocida su situación, fue el jefe zonal del banco, quien acudió a conversar con él.

 

“Enterado de esta situación, el jefe zonal, llamado Víctor, conversó conmigo y me sugirió que buscara un cambio de trabajo porque por mi enfermedad no era bueno, estar atendiendo a público y que me pasara algo”, explicó Yony Fernández.

 

A ello, agregó que en ese momento, no tomó mucho en cuenta lo que el jefe zonal le decía.

 

Siguió un par de años ahí, en el mes de mayo del 2015, fue promovido a otra sucursal –ubicada en la calle Lautaro) en el mismo cargo. Y fue en ese momento que comenzó a sentir el acoso y la presión, por parte del jefe de sucursal, durante el periodo de poco más de un año que estuvo ahí.

 

“Empecé a trabajar normalmente en mayo, y luego de eso en dos o tres circunstancias, este caballero me hizo hincapié a lo mismo, que él no estaba de acuerdo con mi traslado y si había pensado en cambiar de trabajo por algo que no afectara. Y en lo que siempre me insistía es que esto dañaba la imagen del banco”, manifestó Fernández.

 

Del mismo modo, agregó que siempre estuvo martirizándolo por su enfermedad, “constantemente me resaltaba lo que iba a pasar si me daba un ataque de epilepsia. Yo estoy con un tratamiento que me mantiene normal, incluso presenté certificados del doctor, donde él avalaba que mi tratamiento iba bien, que no había presentado crisis, y mi enfermedad no me impedía ejercer la labor que yo realizaba en el banco”.

 

ACOSO CONSTANTE

Pese a todo, Yoni seguía trabajando, y nunca tuvo la intensión de dejar de hacerlo, lo que para él era su único ingreso para poder mantener a sus dos hijos, a quienes tiene a su cargo hace cuatro años.

 

Pero cuando llegó a la sucursal de Lautaro, se fueron en picada contra él, lo que Fernández denunció como un acoso y malos tratos.

 

“Cuando ingresé a la nueva sucursal -en mayo 2015- comenzaron con los malos tratos, el jefe zonal se puso de acuerdo con el de operaciones y me trataban muy mal, la verdad es que mis colegas escucharon varias situaciones y comentarios. Yo llevaba un par de meses y ya tenían pensado llevar una cajera de otro lado”, explicó el afectado.

 

Ante esta “incesante” presión por echar a Fernández, se sumó otro factor, que, según el jefe zonal impedía que él siguiera trabajando. Se refería la morosidad por deudas que tenía el empleado.

 

“Con eso, me dijo que al tener deudas morosas no podían trabajar con personas así en el banco, y que si no arreglaba mi situación, no podía seguir ahí. Este hombre me presionó tanto, que la idea era, arreglar mi situación para yo seguir trabajando, a lo cual yo acudí a la jefatura y le hice mención a que este personaje me estaba molestando por mis deudas también”, enfatizó Yony Fernández.

 

LAS CAUSAS DEL DESPIDO

Finalmente, el 29 de agosto del 2016, Yony Fernández fue despedido. “Mi finiquito fue -supuestamente- porque se suspendía el puesto de tesorero, cosa que no existe porque ahora tienen en ese puesto a quien el sujeto quería poner el año pasado”, denunció el afectado.

 

A esto agregó que el jefe zonal le había advertido que no quería que se fuera a ese puesto, porque pretendía poner a otra persona. Cosa que -finalmente- terminó haciendo.

 

“En estos momentos hay una denuncia en tribunales, no me han pagado el finiquito, porque yo no se lo acepto en las condiciones que fue realizado el despido”, subrayó Fernández.

 

La denuncia está interpuesta desde octubre, y aún no han tenido respuesta alguna por parte de la entidad bancaria.” Quiero la indemnización correspondiente, en primer lugar, por todos los malos tratos que se me hicieron, lo pasado a llevar que me sentí y que hasta ahora lo hacen”, aseguró el hombre.

 

A esto, agregó que “mi abogado me dice que estas no son causales para haberme sacado. Se pidió respuesta formal, y dicen que no están de acuerdo para negociar conmigo. En unos días más será el último juicio, en el que, además, saldrán otros temas relevantes a la luz, y espero que se haga justicia por este despido injustificado”, concluyó Yony Fernández.

 

Durante la jornada de ayer, La Tribuna, intentó contactarse, por todos los canales de comunicación, tanto de sucursales en Santiago y Los ángeles, con el banco Santander, para tener su versión ante este caso, la que hasta el cierre de esta edición no tuvo respuesta. 

Visto 3132 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas








edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Cuál es la radio local que más escucha?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook