(X)
Los Ángeles, Sabado 16 de Febrero de 2019
ver +
TIEMPO LIBRE
Fecha: 28-04-2017
El encanto y privilegios de la laguna Trupán
Uno de los atractivos turísticos más visitados de la comuna de Tucapel.
Escuchar Noticia!
Publicado por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO, LaTribuna

A unos 70 kilómetros de Los Ángeles, se encuentra una de las reservas hídricas de la provincia de Biobío: La Laguna Trupán.
Ubicada en la comuna de Tucapel, específicamente en el sector norte del pueblo que lleva el mismo nombre, en la salida hacia Polcura y la precordillera. Y que hoy se ha convertido en un lugar imperdible para visitar si se encuentra por la zona.

 

Este lugar, se forma a partir del Canal Zañartu, en una zona donde existía una depresión de terreno con un pequeño flujo de agua, convirtiéndose en lo que hoy conocemos como la laguna Trupán.

 

En este hermoso lugar natural, se encuentra en una localidad que cuenta con una gran variedad de flora y fauna tales como el copihue, el maqui, tagua, patos silvestres entre otros. Además de contar con una gran reserva forestal y grandes plantaciones de pinos aprovechados en la industria forestal.

 

En la laguna, también se pueden encontrar los cisnes de cuello negro, especie que se encuentra en peligro de extinción. Además, incluye sectores aptos para el camping y desarrollar actividades acuáticas, por lo que es una muy buena opción parta quienes quieren salir durante un fin se semana en familia, y disfrutar de la naturaleza y los privilegios de este pueblo.

 

 

CUENTA LA LEYENDA…

 

Según lo recopilado en diferentes textos, el blog nuestro Bío Bío, cuenta que el origen de la laguna de Trupán, trae consigo una curiosa leyenda, la que con el tiempo se ha convertido en una de las más conocidas historias de cómo nació este cuerpo lacustre.

 

 

Cuenta la leyenda que en ese lugar no había ningún cuerpo de agua. Sin embargo, hace muchos años, cuando unos mapuches jugaban a la chueca o palín, en el sector, se originó una gran pelea, producto de la cual, el hijo del lonco perdió la vida.

 

 

Por tal motivo, entre la pena y rabia del lonco, éste maldijo la cancha para que nadie pudiera jugar en ese lugar.

 

 

Fue así que cuando el grupo se marchaba del lugar, a uno de los mapuches presentes le dieron ganas de orinar. Fue tanto lo que hizo, que en el mismo lugar se formó la laguna Trupán, impidiendo el uso deportivo de esa parte, tal como lo había afirmado el indignado jefe indígena.

 

Así se asegura en el relato, en las noches de luna llena se escucha cómo orina el mapuche.

Galería de fotos
Visto 2803 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Estás de acuerdo con la aparición de un presidente encargado en Venezuela?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl