Al parecer tienes el javascript deshabilitado, favor activarlo para visualizar el contenido del sitio.
Los Ángeles, Domingo 22 de Octubre de 2017
ver +
NUESTRA GENTE
Fecha: 28-04-2017
Freddy Barrueto: Un alcalde marcado por su infancia
En sólo dos años perdió a dos de sus abuelos y un primo. Pese a ello, salió adelante y hoy es el flamante alcalde de una comuna que lo ha visto crecer como profesional y servidor público.
Publicado por Sebastián Díaz, LaTribuna

Freddy Antonio Barrueto Viveros tiene 53 años, hijo de Luis Noel Barrueto Sánchez y María Viveros Yáñez, es nacido y criado en la comuna de Quilleco, específicamente en el sector de Ramadilla.

 

A los 6 años debió salir del sector rural donde vivía para comenzar sus estudios, debiendo ir hasta el “pueblo”, lugar que lo vio crecer hasta sacar su cuarto medio.

 

Respecto a su niñez, comentó que le tocó vivir experiencias muy gratas, una de ellas el deporte, debido a que jugó fútbol hasta los 18 años y se considera “bueno para la pelota”.

 

Pese a ello, también cuenta la parte gris de su juventud. “Con el golpe militar tuvimos varios problemas en la familia con la que vivía, en ese entonces yo no vivía con mis padres, porque tenía que estudiar en Quilleco, entonces estaba con unos tíos. Tenía el temor mismo, que con 9 años puede tener con todo lo que pasó”.

 

Daniel Martínez Sánchez y María Olga Barrueto Sánchez fueron quienes lo criaron desde que cursó sexto básico, hasta cuarto medio. “Me criaron como a un hijo más”, sentenció.

 

“Pero fueron esos problemas no más, el resto fui un niño normal que le gustaba reír, saltar, jugar, compartir”, aseguró.

 

Consultado más en profundidad, Barrueto destacó que fueron años difíciles y de tristeza. “El año 73’, antes del golpe militar falleció un primo, se volcó en un vehículo. Era un dirigente del partido Radical, tenía 22 años cuando murió y eso nos marcó bastante a la familia, por la pérdida de una persona que era muy querida en Quilleco”, dijo.

 

Asimismo, recordó que fueron años complejos, dado que no sólo sufrió esa pérdida. En 1971 falleció su abuela materna, año siguiente su abuelo paterno y más tarde su primo.

 

Su niñez estuvo marcada por las fuertes pérdidas. “Fueron una seguidilla de cosas tristes”, afirmó.

 

Pese a ello, recuerda que tuvo una infancia buena.

 

 

FAMILIA

Freddy Barrueto es el mayor de cuatro hermanos, tres hombres y una mujer, por eso dice –a mucha honra- haber sido el nieto regalón de sus abuelos.

 

Casado desde los 21 años con María Magdalena Córdova Albornoz, con quien tuvo dos hijos: Lilian Magdalena de 30 años y Paulina Belén de 25 años.

 

De la primera, ya es abuelo, de una pequeña de 1 año y 6 meses.

 

“Estoy ‘chocho’ con ella, es el regalón del ‘tata’”, aseguró mientras le brillaban los ojos.  

 

SU LLEGADA A QUILACO Y CARRERA POLÍTICA

 

Tras salir de la enseñanza media, recuerda que hizo el servicio militar sin mayores complicaciones, posterior a eso comenzó a trabajar en el registro civil en Quilleco.

 

Cuenta que a Quilaco llegó el 2 de diciembre de 1987, como oficial civil luego de acogerse a concurso.

 

“Seguí trabajando, me esforcé y saqué una carrera técnico profesional y posterior a eso siempre me gustó estar ayudando a las personas y de ahí nace la idea de poder llegar a las elecciones”, expresó.

 

El conocer a la gente desde ese puesto de trabajo y poder, con ello saber cuáles eran los mayores problemas de la comunidad, lo inspiró a ser candidato a concejal.

 

“Siempre hubo gente que me apoyó y una vez que fui electo concejal, me significó que ese público me dijera que si no me postulaba a alcalde, no iban a votar por mí”.

 

Por ello, cuenta que se sintió muy bien apoyado, por lo que se presentó como candidato y logró salir electo el año 2008.

 

Pese a todo el trabajo que realizó en la comuna, las mejorías en los recintos de salud, asfaltando calles, entre otros, aunque algo salió mal y perdió la reelección. “Hubo injurias y calumnias que la gente creyó en contra de mí y perdí y también pasó porque yo me confié demasiado en que ellos iban a reconocer todo el trabajo que había y eso me hizo sentir seguro y en política ya aprendí que no hay que creer que está todo conseguido”.

 

Pese a todo, lo consideró un aprendizaje, que le permitió, en octubre pasado volver a competir en las elecciones y ser electo nuevamente como edil de la comuna.

 

De igual forma, destacó que le gustaría que la gente lo recuerde como “una personas bonachona y del pueblo, porque eso es lo que soy”.

 

PASATIEMPOS

Si bien, Freddy Barrueto aseguró que no tiene días libres, pues dedica 100% su tiempo a la administración municipal, su tiempo libre lo dedica al fútbol, deporte del que se considera fanático de Colo Colo. Más allá de eso, otra de sus pasiones es la agricultura. “Desde chico me crié con la agricultura y eso lo sigo desarrollando, lo hago poco, porque estoy en mi función de alcalde. Me gusta mucho, pero en estos cuatro años voy a tener que delegar ese cuidado a otras personas”.

Visto 1070 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas








edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Es suficiente 5 años y un día de cárcel para un violador?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook