Al parecer tienes el javascript deshabilitado, favor activarlo para visualizar el contenido del sitio.
Los Ángeles, Martes 17 de Octubre de 2017
ver +
EDITORIAL
Fecha: 12-10-2017
Día de la raza: ¿celebración, conmemoración o nada que festejar?
La inmensa expresión de pensamientos, que siempre debemos respetar y debatir, habla de fiesta, conmemoración, asesinatos, explotación y abusos por parte de los conquistadores. De ahí que cada cual es responsable de pensar el día como más le acomode.
Publicado por LESLIA JORQUERA, LaTribuna

El 3 de agosto de 1492, salieron desde el Puerto de Palos (puerto fluvial), La Niña, La Pinta y La Santa María. Las tres calaveras que descubrieron, bajo el mando de Cristóbal Colón, la Isla San Salvador (hoy Guanahani en Islas Bahamas) y por extensión América.


La historia de Colón es conocida y está en todas partes, lo importante es lo que genera y cómo este hito ha provocado a los políticos, historiadores, músicos, artistas y otros respecto de su significado.


La fecha es tan importante en el continente americano que, incluso, lo festejan en Estados Unidos bajo el nombre de “Colombus Day” o el “Día de Cristóbal Colón” y en Europa, los colonizadores, como el “Día de la hispanidad”.
En Chile y bajo la Ley Nº 3810 del 24 de noviembre de 1921, firmada por el Presidente Arturo Alessandri, se declaró como feriado el 12 de octubre, para celebrar el “Día del descubrimiento de América” conocido como el “Día de la raza”.

La inmensa expresión de pensamientos, que siempre debemos respetar y debatir, habla de fiesta, conmemoración, asesinatos, explotación y abusos por parte de los conquistadores. De ahí que cada cual es responsable de pensar el día como más le acomode.

Lo cierto y donde no existen discusiones es que hace 525 años existió una fusión que unió a dos mundos que muy poco tenían en común y cuando hablamos de muy poco es que sólo los unía su condición de seres humanos que vivían en el mismo planeta, pero nada más.


La historia, como la mayoría de las veces terminó siendo escrita por la parte dominadora, pero esos son relatos expuestos desde un sólo punto de vista. La historia que se escribe hoy sigue siendo nefasta y manipulada, pues si algo es cierto en Chile es que nuestro Estado está en deuda con cada uno de nuestros pueblos originarios.


Durante la mañana de este 12 de octubre y mientras se analiza el tema de la editorial, el teléfono sonó, al otro lado un ciudadano pehuenche pedía explicaciones del por qué se realizaba la ceremonia del gobierno en Alto Biobío y no otras comunas de Biobío. Cómo no supimos qué responder, el hombre propuso como solución que los invitaran a ellos también, a los mapuche del centro y a los mapuche urbanos y de verdad tiene toda la razón.


Por qué nuestro Estado sigue separando a este pueblo originario es una pregunta que no podemos responder. Que hay detrás del olvido de los gobiernos democráticos y con eso la pregunta se hace extensiva a Concertación, Alianza por Chile y hoy a la Nueva Mayoría, es decir a la derecha, al centro y a la izquierda de nuestra política.


Por qué somos tan asistencialistas cuando lo que corresponde es respetarlos como iguales reconociendo sus derechos ancestrales.


La duda sigue, el conflicto y la “Guerra de Arauco” parecen seguir.


Usted decida si debemos celebrar o simplemente, no hay nada que celebrar. Lo cierto es que para bien o para mal, el 12 de octubre de 1492 se fusionaron dos mundos.

 

Visto 52 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas








edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Es suficiente 5 años y un día de cárcel para un violador?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook