Al parecer tienes el javascript deshabilitado, favor activarlo para visualizar el contenido del sitio.
Los Ángeles, Domingo 19 de Noviembre de 2017
ver +
DESARROLLO
Fecha: 23-10-2017
RESPONSABILIDAD COMPARTIDA
El error de planificación urbana que atormenta a vecinos de Negrete
Villas y poblaciones fueron construidas a orillas de un canal de regadío que cruza la comuna. Hoy sus habitantes sufren las consecuencias de la pobre gestión para mitigar la erosión, humedad y las plagas producidas por la basura que bota parte de la comunidad.
Publicado por Víctor Contreras, LaTribuna

En todo el país las comunas están en constante crecimiento, lo que implica una planificación estricta de cómo será distribuido el asentamiento de la población, en donde deben considerarse una serie de aspectos, que al ser desestimados, pueden producir horrores urbanos a los que son sometidos cientos de familias, tal como acontece en Negrete.


La asociación de canalistas posee un canal de regadío que cruza dicha comuna, en donde tras la construcción de diversas villas y el paso de los años, aquella fuente de riego para productos de consumo humano, se ha transformado en un peligro para la comunidad, que junto con las autoridades y la misma asociación, son responsables de una seguidilla de irresponsabilidades que conllevan un mal vivir.



VERTEDERO COMUNITARIO Y LLAMADO AL TRABAJO CONJUNTO
Alfredo Peña es concejal de Negrete y contó a La Tribuna que el canal “es un foco de infecciones porque irresponsablemente hay vecinos que lo ocupan como vertedero, además se ha acumulado mucha basura por la limpieza que hacen ocasionalmente los mismos canalistas”.


Además agregó que “por primera vez en este año se logró que la basura que ellos sacaban se retirara y no la acumularan a los costados, cosa que antes no ocurría. Panderetas que tenían dos metros de alto hoy se ve solamente la parte más alta de ellas, más o menos unos 50 centímetros”.


“No queremos armar una gran polémica de todo esto sino que todos colaboremos juntos como buenos vecinos en medidas mitigatorias de los problemas”, recalcó Peña.



15 AÑOS DE PROBLEMAS EN VILLA LOS RÍOS
María Eugenia López es la presidenta de la junta de vecinos de la villa Los Ríos, y explicó que recibieron esas casas en el año 1997 y desde hace 15 años que están viviendo los efectos de esta falta de planificación urbana, puntualizando que varias directivas han pasado pidiendo soluciones, sin encontrar respuesta alguna, acotando que últimamente los canalistas le han explicado que solucionar definitivamente la situación requiere de proyectos muy costosos.


“Tenemos una persona muy afectada de la tercera edad y su nieta en situación de discapacidad porque su casa se llena de hongos y se enferman mucho”, dijo la dirigente vecinal, agregando que “las casas son desvalorizadas con este tema, que sólo en este sector afecta a 20 familias, cuyos patios y viviendas se ven constantemente alterados por el agua del canal”.



TORMENTO DE VECINOS DE LOMAS DE NEGRETE
Marta Matamala es presidenta de la junta de vecinos del sector de Lomas de Negrete y cuenta que algunos propietarios ampliaron sus casas muy al límite del canal, en donde limpiezas de años anteriores dejaban escombros botados por los mismos ciudadanos a orillas de estos terrenos.


“Yo he ido al municipio para que intervengan y nunca se logró nada. Hay ratones, está muy contaminado y se humedece todo. Tenemos miedo que cedan las viviendas porque se están empezando a desmoronar los terrenos”, puntualizando que entre los escombros se pueden ver desde lavadoras hasta colchones.


“Es un tema cultural porque mucha de la basura viene del canal arriba donde gente viene hasta en camionetas a botar basura. Se ha convertido en casi un estero y en un problema social de contaminación, en donde los niños son los más afectados”, expresó la líder social sobre el canal y la contaminación producida por la misma gente.



PLAZA DE JUEGOS JUNTO AL CANAL Y SIN PROTECCIÓN ANTE CAÍDAS  
Lisette Matamala es la presidenta de la junta de vecinos Luis Salamanca, lugar donde contó que en pleno verano sufrieron filtraciones en los patios, dejando pozas que atrajeron mosquitos y produjeron un problema de salud y bienestar en la comunidad.


“Instalaron una plaza de juegos a metros del canal, donde se juntan muchos niños como es obvio, pero aparte de las plagas con las que tienen que convivir, está el riesgo de que caigan al canal, porque no hay protección alguna, lo que se traduce en un peligro inminente de caídas que puede terminar con las peores consecuencias imaginables”, relató preocupada Lisette.


“Somos alrededor de 130 casas bajo estas condiciones y no se ha hecho nada para mitigar nuestra situación, cuando nos pusimos muy insistentes han ido un par de veces a mirar, pero sin hacer nada en el sector. Sólo nos dan calmantes y temo que esperen que suceda una desgracia para tomar medidas”, relató la representante de los vecinos.



ERROR DE PLANIFICACIÓN Y ESPERA DE APROBACIÓN DE PROYECTOS
Para conocer la versión de los canalistas ante este tema, el Diario de La Provincia conversó extensamente con Juan Vallejos, administrador de la asociación de canalistas Biobío Negrete, quien apuntó directamente a un error de planificación urbana que considera “un problema nacional”.


“Esta red de riego tiene más de 100 años y al crecer las poblaciones se instalan cerca de los acueductos, los cuales no son considerados en la planificación de las ciudades para que puedan existir en armonía con el entorno, ya que los sitúan tras los patios traseros de las viviendas”, dijo Vallejos.


Para el representante del gremio, estas aguas limpias quedan a merced de las malas costumbres de algunos ciudadanos que los usan como vertederos amparándose en la clandestinidad de los canales, asegurando que éstos podrían ser considerados como un paisaje natural dentro de las ciudades, como sucede por ejemplo en Los Ángeles, específicamente en la avenida Gabriela Mistral, donde un canal de regadío acompaña y embellece una extensa ciclovía.   


“Cuando se planificó la construcción de estas poblaciones nosotros advertimos a las autoridades de turno que eran diseños de alto peligro y que no eran terrenos habitables. Hubo falta de visión de futuro”, recalcó.


Con respecto a las soluciones, Vallejos contó que “un proyecto muy antiguo no se ha materializado porque para cambiar el canal de lugar necesitábamos también la gestión de la municipalidad y de Ferrocarriles del Estado, para que nos facilitaran un terreno y ambas instituciones no accedieron. Ahora esperamos por la gestión de un camino alternativo”.


“Es un problema administrativo y no técnico, ya que es un proyecto muy caro y se necesita de fondos regionales, donde en el pasado ya nos adjudicamos recursos aprobados que nunca llegaron”. “Las autoridades deben pensar las ciudades de otra manera y hoy en tiempo de elecciones es bueno que los legisladores se pronuncien ante este tema”, enfatizó.


La Tribuna trató de comunicarse con el alcalde Javier Melo durante todo el día para abordar este tema, pero un viaje a Concepción evitó que se pudiera entrar en contacto con él.

 

Visto 1062 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas








edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Cuál es la radio local que más escucha?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook