Los Ángeles, Viernes 27 de Abril de 2018
ver +
REPORTAJES
Fecha: 22-12-2017
Una Navidad distinta: Fotógrafo de la plaza de armas no celebra esta festividad
Pese a trabajar en estos días a un costado del árbol de Navidad, Carlos Fernández no celebra esta fecha por un tema religioso.
Escuchar Noticia!
Publicado por Sebastián Díaz, LaTribuna

En ésta época del año, Los Ángeles luce distinta, una ciudad que deja de lado la neblina, el frío y la lluvia para dar paso al calor intenso, los ventiladores y la ropa ligera.

 

Por sobre ello, estos últimos días el ambiente es un poco más espeso, mucha gente en el sector céntrico de la comuna, sumado a las luces y adornos navideños.

 

La plaza en particular, cambió forma increíble, cerca de la intersección de Colón con Caupolicán, un trineo y un viejo pascuero gigante se pueden apreciar, mientras que en el centro del lugar hay un árbol gigante, junto a casas de duendes se toman el sector, junto a ello, una imagen que aparece sea cual sea la época del año en la plaza de armas de Los Ángeles: el ya conocido don Carlos junto a su cámara que por tantos años lo ha acompañado.

 

Carlos Fernández, es un hombre de avanzada edad que se gana la vida sacando fotos.

 

El sol a eso del mediodía brilla fuerte sobre la capital de la provincia de Biobío y a un costado del árbol de Navidad y a la sombra de uno de los árboles de la plaza, don Carlos rápidamente accede a conversar. Al acercarse a él y consultarle cómo le ha ido, inmediatamente responde con un gesto negativo, argumentando que hoy en día nadie quiere sacarse fotos, debido a que los celulares ya tienen cámara integrada. Pese a ello, destaca que sigue trabajando, porque de algo debe vivir.

 

LA NAVIDAD

Una época del año como esta marca a cualquiera, donde la unión y la paz se hacen sentir en los ciudadanos de la provincia de Biobío, quienes esperan la noche buena para pasarlo con sus familias. En ese sentido, don Carlos parece ser una excepción, dejando en claro que: “yo no celebro la Navidad”.

 

Lo anterior lo explica sin ánimos de ofender a alguien, ser soberbio o mucho menos creerse el grinch y es que explica que nunca ha celebrado esta festividad religiosa.

 

“No celebro la Navidad, porque desde niño mis padres me enseñaron que no es para celebrarla. Para mí, la Navidad no es en esta fecha, es en abril”.

 

En ese sentido, destacó que “para mí este fin de semana va a ser uno común y corriente. No sólo para mí, sino que para muchos: mi familia, mi congregación, la Iglesia Congregación Israelita Del Nuevo Pacto”.

 

Por lo mismo cuenta que “yo el día sábado voy a estar en mi casa, salgo a algún lado o si me invitan a almorzar. El domingo no lo trabajo, porque aquí está todo cerrado, no puedo sacar mi caballito a trabajar”.

 

TRABAJO

Pese a que no la celebra esta fecha, la gran cantidad de público que se acerca hasta el sector céntrico de Los Ángeles, podría avecinar buenas jornadas para don Carlos, algo que no pudo estar más lejos de la realidad.

 

El hombre, explicó que si bien ha llegado mucha gente a la plaza, muy poca se ha sacado alguna foto. “La situación no está buena, porque todo el mundo tiene un celular para tomar sus propias fotos, no es como en los tiempo antiguos, por allá por los años 50’, yo llegaba a las 11 de la mañana y ya había gente esperando, en la tarde se estaba oscureciendo y yo estaba con la mano metida en la cámara”, dijo.

 

En ese sentido, siempre guardando la calma, manifestó que “la cosa ha cambiado, no sólo para mí, sino que también para mucha gente de escasos recursos, gente que vive en el campo, que está viviendo a costa de los fundos, cosechando porotos y esas cosas, para servir a los ricos. Ahora hay máquinas para cosechar trigo y esas cosas”.

 

 

PESE A TODO NO DEJA DE VER AL AMOR DE SU VIDA

La historia de don Carlos, se hizo conocida luego que estuviera viajando durante mucho tiempo, todos los días a Nacimiento para ver a su mujer, esto, debido a que el alzhéimer que ella padecía se agudizó y debió ser trasladada por falta de camas, a la comuna alfarera. Actualmente ella se encuentra en el hogar Don Orione y pese a que la salud a veces no lo acompaña igual la sigue yendo a visitar. “Para el 18 de Septiembre estuve hospitalizado con bronconeumonía, me levantaba de cuando en cuando, pero aún así la he visto cuando puedo y aquí estoy, me mantengo de pie hasta cuando Dios quiera”.

 

Carlos Fernández, de 77 años, se instala junto a su caballo de madera, todos los días, pese a la lluvia, el calor, para trabajar en lo que más sabe y le gusta: tomar fotografías.

Visto 2308 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas







edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Sebastián Piñera se equivocó o no al nombrar a su hermano como embajador en Argentina?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl