(X)
Los Ángeles, Domingo 24 de Junio de 2018
ver +
EDITORIAL
Fecha: 11-03-2018
Llegó el nuevo gobierno y la provincia tiene grandes tareas
La provincia de Biobío tiene en su mayoría alcaldes de oposición, y eso, en vez de frenar el progreso, ofrece una gran oportunidad: que todos caminemos para que haya una sociedad con más y mejor calidad de vida. A trabajar se ha dicho.
Escuchar Noticia!
Publicado por Cristian Delgadillo Rosales, LaTribuna

Sebastián Piñera ya es el Presidente de la República y los destinos del país y la provincia de Biobío para los próximos cuatro años están en sus manos.

 

Chile Vamos hoy es “el oficialismo” y tiene la misión de buscar todos los mecanismos existentes en el aparato público para hacer crecer el país, generar empleo, mejorar la calidad de la educación que se imparte en los colegios y brindar las oportunidades que otorguen mayor equidad entre todos. Eso en el macro.

 

Ya en tierra local, la provincia de Biobío forma parte de las zonas estratégicas del Estado. Aquí está el motor energético de la nación. Este territorio es, además, la capital de la madera y un polo relevante en materia agrícola de exportación. Pero aún tiene dormidos muchos avances que se podrían considerar.

 

El primero de ellos es la pavimentación rural. En este aspecto, los gobiernos han dejado bastante abandonado a los vecinos del campo.

 

Inyectando recursos para pavimentar con asfalto o carpetas básicas, sin lugar a dudas que se podría potenciar la economía y disminuir los problemas que genera el polvo en muchas zonas. Hay comunas como Quilleco, Antuco, Los Ángeles, Mulchén, Negrete y Yumbel, que requieren con urgencia de atención. Ha habido algunos esfuerzos, pero no son suficientes.

 

El segundo de los puntos es la conectividad. Ahí es donde entran los grandes proyectos, como la ruta a Nahuelbuta, el Paso Pichachén o el más bullado del último tiempo, el aeródromo María Dolores, para realizar viajes a la capital.

 

En el caso del camino que une la provincia de Biobío con la de Malleco, esta requiere de suma urgencia. La vía está evidentemente saturada y es escena de cientos de accidentes y muertes al año.

 

La tercera área de trabajo que debería priorizar el nuevo gobierno es la infraestructura educativa. Muchos colegios y escuelas tienen serias deficiencias en sus instalaciones. No se puede brindar un programa educativo serio en una sala con más de 40 alumnos, menos aún en salas con mobiliario defectuoso, ventanas que se filtran, techos que se gotean y hasta pizarras de mala manufactura.

 

En un último punto, hay que mencionar que los más cercanos a la realidad y las necesidades de la provincia son los dirigentes sociales, y sería de mucha ayuda que las nuevas autoridades pudieran recoger de ellos las principales demandas que tienen para mejorar su calidad de vida y la del entorno. “Escuchar al pueblo” puede ayudar a generar un mapa de trabajo que ataque las prioridades de la zona, como la delincuencia, la iluminación, los parques y plazas, entre otros.

 

La provincia de Biobío tiene en su mayoría alcaldes de oposición y eso, en vez de frenar el progreso, ofrece una gran oportunidad: que todos caminemos para que haya una sociedad con más y mejor calidad de vida. A trabajar se ha dicho.

Visto 119 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas






edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
Qué te parecen las nuevas propuestas de términos "inclusivos": Todes, compañeres y nosotres?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl