(X)
Los Ángeles, Martes 11 de Diciembre de 2018
ver +
REPORTAJES
Fecha: 23-03-2018
UNA DURA REALIDAD EN LA CAPITAL PROVINCIAL
Contaminación ciudadana, una realidad que cada año afecta a los angelinos
Como ya es costumbre, cientos de familias han comenzado a surtirse de estos implementos de calefacción, que afectan considerablemente las condiciones climáticas en la provincia.
Escuchar Noticia!
Publicado por Marcela Vidal, LaTribuna

Como cada temporada invernal, son cientos los ciudadanos que se preparan para enfrentar las bajas temperaturas que la provincia enfrenta durante la época de invierno y debido a ello una realidad que amenaza altamente en Los Ángeles se basa en los altos índices de contaminación.

 

Este problema radica en el excesivo uso de estufas a leña que los habitantes utilizan a diario entre los meses de mayo y agosto, cuando aumentan considerablemente los índices de material particulado (PM), que equivale a una de las materias más toxicas para los seres humanos y al mundo.  

 

El componente conocido como PM 10 o Pm 2.5, es emitido por estos aparatos de calefacción del que números importantes de  familias son adherentes y la emisión de su humo cuando no se usa leña seca, es una de las causantes número uno de las enfermedades respiratorias, cardiovasculares e incluso psicológicas como la depresión.

 

Cabe señalar que el material particulado, es una mezcla de partículas líquidas, sólidas y de sustancias orgánicas e inorgánicas que forman parte de la contaminación, que se acumula a diario en las calles de la ciudad y es respirada por los humanos, esto en importante cantidades afecta el organismo y salud de las personas.

 

La realidad que vive Los Ángeles, es una de las peores y más triste a nivel nacional, ya que es una responsabilidad producida, específicamente por los usuarios de estos artículos domiciliarios en horas punta. Estos implementos lamentablemente significan para muchos una necesidad primaria, para resguardarse del frío que acá muchas veces se presenta con temperaturas bajo cero.

 

Una de la habitante angelina, Laura Sanhueza, manifestó que si bien conoce los índices de contaminación, no puede dejar de utilizar este implemento, ya que es la única manera de capear las bajas temperaturas y no pretende dejar de usarlas, explica que si bien tiene cuidado en la compra de leña, está no siempre viene completamente seca.

 

“Yo vivo con mi mamá y ella depende de la calefacción diaria, por ello no podemos dejar de utilizar nuestra estufas, muchas veces compramos leña seca, pero se acaba y tenemos que ir secando con el paso de los días” manifestó esta usuaria.

 

Frente a esto, una de las realidades que más aqueja a la comunidad, corresponde a las enfermedades que atraviesan los niños y los adultos mayores, puesto que con ello llegan las llamadas “enfermedades respiratorias” que aumentan de manera alarmante el número de atención en los centros de urgencia, donde se presentan altos índices de aglomeraciones.

 

Soledad Caballero, docente de enfermería de la universidad Santo Tomas, manifestó que este problema radica en que los niños siempre son los más perjudicados por el alto número de agentes contaminantes que circulan en el aire, por la importante cantidad de humo.

 

“Son muchos los factores que influyen en la gravedad de los cuadros de enfermedades y prevenir es una de las necesidades urgentes, esto debería nacer desde las políticas públicas y además del cuidado mismo de las personas” manifestó esta docente.  

 

Una de las medidas en la que esta profesional manifestó con más cuidado, es mantener siempre leña seca por parte de las familias que utilizan este combustible, mantener habitaciones ventiladas y no exponer a los menores a zonas contaminadas.

 

“Los niños son más propensos a los virus que aumentan en esta época, ya que estos se mantienen en colegios y centros públicos. Las vías aéreas de los pequeños son muy reducidas y su sistema inmune es más débil que el de un adulto, por ello su organismos en un receptor de las contaminaciones” puntualizó. 

 

LA REALIDAD ANGELINA DE LA CONTAMINACIÓN

El panorama que espera a Los Ángeles este invierno 2018, está a pocos días de comenzar y con ello la cantidad de estufas  aumenta progresivamente, siendo cada día una nueva amenaza.

 

Mónica Ehrenfeld, presidenta del consejo ciudadano para la sustentabilidad en el Biobío y miembro del consejo ecológico, explicó a La Tribuna FinDe que la solución a este problema radica en la ejecución de un plan de descontaminación y prácticas de educación a los ciudadanos, sobre el uso de los materiales contaminantes.

 

La encargada de este consejo manifestó que “Hay más de 10 años de gestión para llevar a cabo los planes de descontaminación atmosférica. Hemos realizado arduos llamados de atención para que la comuna sea conocida como área saturada, pero hasta el momento no hay soluciones óptimas”.

 

Una de las maneras que proponen participantes de estas agrupaciones es comenzar con planes de trabajo con la comunidad, puesto que siempre las medidas radicales, son ejecutadas por medio de multas que afectan a los consumidores y no los proveedores que utilizan esta materia como combustible necesario, pero no aquellos que lo distribuyen.

 

Este hecho radica en que Los Ángeles tuvo un impacto de crecimiento considerable. Actualmente hay más de 40 mil viviendas y el uso de estufa responde a una necesidad de tecnología necesaria que daña la atmosfera y produce importante cantidad de partículas que pueden ser –monóxido de carbono, flujo carbono y otros componentes-.

 

“El uso del gas sería una de las medidas de buena contribución para los usuarios y cambiaria esta realidad que tanto aqueja a la comunidad. Hemos presentado variados informes que esperamos sean considerados” manifestó esta colaboradora del medio ambiente.

 

Las estadísticas a nivel provincial, para evitar estas enfermedades apuntan que a que durante estos meses de temporada alta, se debe reducir las actividades deportivas y se debe resguardar el cuidado a los menores de edad para que estos no sean afectados por estas enfermedades.

 

 

UNA OPCIÓN CIUDADANA

De esta realidad conocen bien familias angelinas que han decidido invertir en su salud y los actos de cuidado con ellos mismos. Estos comenzaron a probar el uso de nuevas tecnologías y una de ellas son las estufas de combustión con el llamado pellet.

 

Este producto es una alternativa ecológica de última tecnología, que se utiliza para calefacciones los hogares en estufas realizadas especialmente para estos productos. Estas no emiten humo, no ensucian y además tienen la característica de ser una materia muy económica por ser un derivado.

 

Stefanie Leal Pereira, es una joven madre de dos hijos, reside en Sor Vicenta hace aproximadamente dos años y se ha tenido que enfrentar a la dura realidad de la contaminación, donde sus hijos –Bruno y Alison- se han visto seriamente afectados, por ello, invirtieron en este tipo de calefacción para enfrentar este periodo con la mejor de las precauciones.

 

“A pesar que es una inversión importante, preferimos estas estufas porque el pellet es mucho más barato que la leña, no tiene olores y lo fundamental, es que no contamina”, explicó Stefani.

 

Otra de las ventajas manifestó está preocupada madre, es que en su familia han disminuido considerablemente las enfermedades respiratorias que había enfrentado los pequeños hijos de 3 y 5 años.

 

“Este tipo de calefacción permite llevar una vida más sana, porque no debemos estar pendientes del cuidado de la leña, puesto que muchas veces esta se mojaba aunque la compráramos seca” agregó.

 

Por ello al igual que cientos de usuarios estas personas han decidido, cambiar su tecnología con el fin de prevenir las temidas enfermedades, que en otras ocasiones había sufrido hasta ellos mismos.

 

 

SERVIPELLET: UNA NUEVA ALTERNATIVA DE MATERIA PRIMA

Esta empresa, ubicada en villa España, lleva un año en la provincia y en su corta experiencia ha tenido gran éxito por ser una nueva alternativa de calefacción.

 

Hans Herrera, dueño de este proyecto, explicó que este emprendimiento nació como una manera de contribuir al medio ambiente, puesto que en el sector donde residen –villa España- es uno de los sectores con más contaminación en Los Ángeles y siempre fue testigo de las quejas de las personas, por ello decidió emprender en este nicho.

 

“Debido a la problemáticas que genera la leña y decidimos innovar en este proceso hemos tenido una gran acogida, porque investigamos en que se basa este proceso y lo positivo de el en el mercado ya que tiene muchos beneficios para las personas, por ello creemos que es una gran alternativa” manifestó Herrera.

 

Actualmente 18 kilos de pellet tienen costo de $3.500 y otro de 20, tiene un valor de $3.800, siendo una alternativa de bajo costo para sus usuarios.

Visto 761 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
Esta Navidad, cómo pagarás los regalos...
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl