(X)
Los Ángeles, Martes 16 de Octubre de 2018
ver +
EDITORIAL
Fecha: 10-05-2018
Hay que actuar por nuestros niños… por nuestro futuro
Para reducir este tipo de delitos, que atentan contra lo más puro de nuestro territorio, se requiere de una sociedad altamente comprometida, atenta y responsable con los pequeños. Basta de llorar sobre la leche derramada. Prevengamos, se puede y si no, el castigo debe ser ejemplificador.
Escuchar Noticia!
Publicado por LESLIA JORQUERA, LaTribuna

Para reducir este tipo de delitos, que atentan contra lo más puro de nuestro territorio, se requiere de una sociedad altamente comprometida, atenta y responsable con los pequeños. Basta de llorar sobre la leche derramada. Prevengamos, se puede y si no, el castigo debe ser ejemplificador.

 

Las últimas semanas, nos hemos visto conmocionados como sociedad por los reiterados y aberrantes casos de abuso sexual, violaciones y homicidios en contra de menores por parte de sus padres, tutores legales o familiares.

 

Miles de personas se han sumado a campañas para exigir justicia, el gobierno ha reaccionado con medidas que hoy están en discusión por parte de la Corte Suprema, y todo el mundo político con la sociedad civil se encuentra al fin trabajando en el tema.

 

Si bien es excelente que se esté abordando un tema que no se actualizaba hace ya varios años, también es lamentable. La pregunta que no nos hemos hecho es ¿por qué no actuamos antes?

 

Hoy todo está apuntando a fortalecer las leyes y su imprescriptibilidad para que cualquier menor pueda denunciar los hechos, aunque haya pasado tiempo.

 

Pero como sociedad falta un tema muy importante y es que ese violador, ese perturbado alguna vez estuvo en un aula y con una correcta orientación – probablemente – se pudo haber evitado su comportamiento futuro.

 

Por ello, se hace sumamente importante que se persiga con leyes mucho más duras a quienes cometan estos terribles delitos pero también hace falta más educación en materia sexual en los colegios, de fortalecer las relaciones humanas, de educar en el respeto a los pares y ahondar en todo contenido psicológico, social y sexual que oriente a las personas desde pequeñas para que en el futuro tengan mayor conciencia de sus actos.

 

Por su parte, a nivel gubernamental y legislativo, no puede quedar todo solo en buenas intenciones y bonitos discursos. Ayer conocimos en La Tribuna que un hombre que violó a una menor de sólo 7 años, recibió una pena absurda de 5 años de cárcel que no permite una verdadera justicia para un delito tan miserable.

 

Para reducir este tipo de delitos, que atentan contra lo más puro de nuestro territorio, se requiere de una sociedad altamente comprometida, atenta y responsable con los pequeños. Basta de llorar sobre la leche derramada. Prevengamos, se puede y si no, el castigo debe ser ejemplificador.

 

 

Visto 55 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
ENCUESTA LA TRIBUNA: RESPECTO A LA GESTIÓN DEL DIPUTADO CRISTÓBAL URRUTICOECHEA EN LA ZONA, USTED LO CONSIDERA...
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl