(X)
Los Ángeles, Viernes 14 de Diciembre de 2018
ver +
TIEMPO LIBRE
Fecha: 18-05-2018
EN NEGRETE
Cerro Marimán: Un lugar lleno de magia, historia y algunas leyendas locales
Este macizo emplazado en la comuna que bordea el Biobío, guarda un gran panorama para las familias de la provincia que quieran vivir una gran experiencia.
Escuchar Noticia!
Publicado por Marcela Vidal, LaTribuna

A 35 kilómetros de Los Ángeles se emplaza la bella comuna de Negrete, una zona que en su historia tiene un gran relato basado en hechos históricos, guerras, mitos de aquellos que vieron florecer esta zona como una de las más reconocidas de la provincia.

 

Sin duda uno de los atractivos más potenciales de esta comuna es el cerro Marimán, que con el paso de los años ha sido reconocido por ser un lugar con importante valor patrimonial.

 

La historia revela que este cerro, en la antigüedad se hacía llamar cerro Negrete, en honor al fundador de esta comuna Juan Negrete, quien enviado por Pedro de Valdivia emplazó en este lugar un campamento, pero sin embargo, el destino quiso otra cosa y este macizo pasó a llamarse como es conocido, en honor a un cacique, quien participó de una de las guerras más emblemáticas del Biobío, la guerra de Arauco. 

 

Uno de los conocedores de esta historia, es Victoriano Sáez, quien relató a La Tribuna FinDe, que este lugar tiene mucha significancia, tanto para la comuna como para el patrimonio, ya que en este lugar se vivieron muchos hitos que no han dejado indiferente a ningún amante de la historia y las leyendas.

 

“Esta zona prometía ser un lugar estratégico al momento de combatir una guerra ya que facilitaba la oportunidad de observar los pasos del enemigo ante estos escenarios” explicó este amante de la historia.

 

A todo esto agregó además que este lugar era conocido antiguamente por los españoles como “El paso de Negrete, por donde los conquistadores pasaban al sur del Biobío”.

 

Esto, referente a que este centro se emplaza en un lugar donde estratégicamente se pueden observar antiguos puntos donde se confrontaban españoles e indígenas.

 

“El lugar era utilizado como una especie de fortaleza o fuerte construido con distintos materiales, tales como piedras, palos o adobes. Esto quedó al descubierto el 2003, cuando un artesano local encontró unos muros en el faldeo del cerro” comentó el historiador.

 

Este es un sector que mezcla un fuerte, un cerro, naturaleza y vista como un icono de la historia que no conocemos muchos y ese es su real sentido.

 

LAS CUEVAS DEL MARIMÁN: UNA ENCRUCIJADA PARA TODOS

Pero no sólo de historia se comprende este majestuoso lugar, ya que en su conformación, esconde dos perfectas cuevas que confluyen, por el lado occidental y otra por el lado oriental donde muchos han sido los mitos que se han emplazado, entre ellos se dice que esta cueva llevaba por nombre “cueva momo”.

 

Hay relatos de diferentes personas que apuntan a que, en este lugar se hacían rituales de magia de índole indio, mapuche o pehuenche, ya que aquí existiría una mesa de piedra, donde se hacían prácticas de rituales ancestrales.

 

Otros dicen que antiguas y renombradas familias a las que pertenencia estos sectores ocuparon este lugar para guardar rebaño y además mantener en resguardo alimento, pero ya con el paso de los años paso a ser además una extractora de áridos.   

 

Aquí también se emplazaba una antigua máquina extractora de áridos, apareciendo un muro con una base de bolones de un metro 10 de ancho y entre dos a tres metros de alto, los que aún permanecen bajo tierra en los faldeos del cerro Marimán.

 

Actualmente, en los alrededores de estos muros existiría mucho material cerámico, como cántaros mapuches e hispano coloniales. Pese a que estos muros se encuentran tapados por una malla raschel, eso no impide que los visitantes puedan disfrutar de una vista privilegiada y de la naturaleza en todo su esplendor.

 

Cuenta la historia además, que una de estas cuevas pudo haber sido utilizada como polvorín de estos muros, que se supone son parte de uno de los tantos fuertes que existieron en el lugar. En la otra, en tanto, existe un estanque de cemento que servía para decantar agua que se extraía del río Biobío y de un pozo, utilizando para ello un molino de viento.

 

Por todo esto, el historiador de la comuna, explicó que este es un lugar que guarda mucho relato para las provincia, por ello merece ser reconocido a nivel nacional, para que muchas personas disfruten del valor que guarda este sitio.

 

“Los visitantes que lleguen a este lugar, pueden conocer mucha historia, por ello considero que esta zona merece ser reconocida con muchos otros proyectos para la comuna, ya que acá pasaron muchas culturas como chilenas, españolas y hasta indígenas” finalizo explicando Victoriano Sáez.

 

Visto 2165 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
Esta Navidad, cómo pagarás los regalos...
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl