Los Ángeles, Martes 24 de Abril de 2018
ver +
CRÓNICA
Fecha: 13-04-2018
SEGÚN CIFRAS DE COANIQUEM
900 niños son víctimas de quemaduras cada año en Los Ángeles
De los cuales cien resultan con lesiones de gravedad, y solo 32 reciben rehabilitación.
Escuchar Noticia!
Publicado por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO, LaTribuna

Pese a las recomendaciones que siempre se entregan para prevenir las quemaduras, las cifras de víctimas siguen siendo preocupantes, las que son, protagonizadas, mayormente por niños, y que en algunos casos quedan con daños irreparables.

 

Según las cifras proporcionadas por el presidente y fundador de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado –Coaniquem- el Dr. Jorge Rojas Zegers, al año en Chile, 80 mil niños son víctimas de quemaduras, de los cuales 900 corresponden sólo a Los Ángeles. De los cuales, un 3,2% recibe rehabilitación en dicha fundación.

 

A raíz de estas cifras, es que Coaniquem lanzó una “Guía para el diagnóstico y tratamiento ambulatorio de las quemaduras en niños”, la cual fue realizada por todos los profesionales de la fundación, y que tiene como objetivo ser una guía de bolsillo para quienes atiendan a estas víctimas de quemaduras.

 

Al respecto, el presidente ejecutivo de la fundación, detalló que “esta guía que hemos hecho, con todos los profesionales de Coaniquem, ayuda al médico que está en la frontera, ahí atendiendo pacientes recién quemados, cómo hacer el diagnóstico correcto, y a la enfermera que está en la urgencia atendiendo”.

 

A ello, agregó que el libro está dirigido para los médicos y enfermeras, que están en el consultorio, cesfam o servicio de urgencia, para que tengan mucha asertividad en el diagnóstico, y, por tanto, sepan cómo llegar al tratamiento correcto.

 

 

FUNDAMENTAL MANEJO Y DERIVACIÓN

 

Del mismo modo, el Dr. Jorge Rojas, sostuvo que “aquí tenemos, cómo hacer un diagnóstico correcto de las lesiones de quemaduras, que es muy difícil, y normalmente esto no lo maneja un médico general. Esto es fundamental manejarlo de la mejor manera posible”.

 

Asimismo, agregó que “lo segundo, es que aquellos pacientes que tengan la posibilidad de generar secuelas deformantes, psicológicas, esta también cómo derivar a esos pacientes  para ser rehabilitados en Coaniquem de forma enteramente gratuita”.

 

“Nosotros vemos que primero en Los Ángeles, anualmente, se queman 900 niños, y de eso, de mayor gravedad y que debieran ser tratados porque van a tener secuela, son cerca de 100 niños por año, nosotros en Coaniquem el año pasado atendimos cerca de 35 niños de Los Ángeles”, especificó el profesional.

 

Subrayando que “hay una cantidad de niños muy importante, que nosotros no estamos tratando, y nos gustaría que los hospitales y servicios de salud, pudieran derivar esos niños a Coaniquem, porque queremos ayudarlos, preocuparnos de su rehabilitación que es totalmente integral y gratuita en la fundación”.

 

 

GUÍA PARA EL DIAGNÓSTICO

 

Existe una gran diferencia entre un médico que tiene esta guía, y el que no, al momento de enfrentar el caso de un quemado, explicó el Dr. Rojas.

 

Añadiendo que “yo estudié medicina 7 años, y en todo ese tiempo sólo tuve una clase de quemados. ¿Usted cree que con una clase, un médico general sale sabiendo cómo tratar a un quemado?, definitivamente No”.

 

Por lo que esta guía es parte importante para saber qué hacer y cómo actuar frente a estos casos.

 

“Ocurre que muchos médicos tienen que tomar decisiones, porque son muchos los pacientes con quemaduras, entonces, no tienen ninguna experiencia y no saben qué hacer, tienen que enfrentar un quemado y no saben qué hacer, y con esto sí”, subrayó el profesional.

 

Iniciativa que es parte del programa que tiene Coaniquem, en donde se realiza la prevención, rehabilitación, y también capacitación y educación, para mejorar el estándar del tratamiento a niños accidentados. Edición que se ha ido actualizando constantemente.

 

 

MODELO DE EXPORTACIÓN

 

Ya son 39 años que la Corporación de Ayuda al Niño Quemado, está al servicio de la atención de niños, hasta 20 años, víctimas de quemaduras.

 

Transformándose en líderes a nivel nacional e internacional en prevención y rehabilitación integral de niños y adolescentes quemados, procurando dar un sentido positivo al sufrimiento humano y mejorando sus expectativas de vida y futuro

 

Institución privada sin fines de lucro, cuyos objetivos principales son ofrecer rehabilitación integral enteramente gratuita al niño quemado, prevenir la ocurrencia de accidentes de quemadura infantil y capacitar a profesionales y técnicos que se relacionan con el tema.

 

Al respecto, su fundador, acentuó que “tenemos 20 países que vienen a entrenarse con nosotros, y ya van 400 profesionales de la región que se han capacitado en Coaniquem. Están siguiendo nuestro modelo, y siguen llegando a aprender con nosotros”.

 

A lo que agregó que “esta guía es un tesoro grande, tiene un valor enorme, no existe en ninguna parte, es una guía práctica, en un lenguaje directo y está hecha para el bolsillo, no para dejarla en una biblioteca”.

 

 

RECEPCIÓN DE LOS PROFESIONALES

 

Consultado sobre la recepción de esta guía que han tenido los médicos, el Dr. Jorge Rojas, dijo que “ha sido una extraordinaria retroalimentación con los médicos que han utilizado la guía, nos dicen gracias ahora sabemos cómo valernos”.

 

“El tratamiento del paciente con quemaduras es muy complejo, hacer un diagnóstico certero de esa quemadura, es muy complejo”, explicó el fundador de Coaniquem.

 

Esto, porque esa quemadura puede ser leve, que no tiene mayor importancia y con dos curaciones está listo, y también está el caso de un paciente que tiene riesgo vital y termina por perder la vida, entonces entremedio de eso está todo en una graduación distinta de complejidad, y a su vez, un riesgo de secuelas de deformidad del niño, porque él crece y la cicatrices se encojen, no crecen.

 

En este sentido, Rojas expuso que “un tercio de los niños que son víctimas de quemaduras, se queman la mano, el 70% tiene menos de 4 años, lo que es una enormidad. Cuánto tiene que crecer la mano, mucho, y qué va a pasar con esos niños, le van a quedar chicas las cicatrices, por tanto le va a quedar una mano en garra, y no la va a poder usar”.

 

Añadiendo que “lo que hace Coaniquem es rehabilitar a ese niño, lo acompaña hasta los 20 años, hace cirugía de construcción, rehabilitación, una serie de medios para hacer elástica esa piel, y cuando termina, lo hace con una mano de su tamaño normal, y con la mano funcional”.

 

En cambio, si ese niño no va a Coaniquem va a ser una persona que no va poder utilizar su mano, los dedos se encogen va a tener una posición de garra, y el niño tiene que esconder sus manos. “Es un cambio de vida en el futuro de los pacientes, estamos hablando de un solo ejemplo, y son miles, piensa un niño que se deforma la cara, estamos hablando de una cosa importante”, dijo el profesional.

 

 

MÁS POSIBILIDADES

 

Coaniquem se ha convertido en el centro más grande, de este tipo, con 128 mil pacientes rehabilitados. Y siguen trabajando en lograr una mayor cobertura.

 

“Estamos viendo que aquí en Los Ángeles tenemos 900 pacientes al año, y estamos atendiendo a 30 y tantos. Qué pasa con el resto, porque no le damos el derecho, y hoy se está tomando conciencia de eso por las autoridades”, recalcó Rojas.

 

Finalmente, el fundador de Coaniquem, resaltó que “ha sido maravilloso ayudar, pero hay muchos que no están recibiendo esta posibilidad, no le neguemos a quienes los necesitan, y que podemos cambiar su futuro si entra en un programa de rehabilitación, mientras antes entre es mejor”.

Visto 95 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas







edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Usted está a favor o en contra con la política migratoria del Gobierno?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl