(X)
Los Ángeles, Jueves 21 de Junio de 2018
ver +
EDITORIAL
Fecha: 12-06-2018
Un día de paz, visto con escepticismo
Las cuatro horas de reuniones en la Isla de Sentosa, no sólo es un encuentro de presidentes, sino una ceremonia histórica que carga de esperanzas al mundo entero. Los dos más grandes enemigos hoy dejan atrás el pasado y tal como dijo el líder norcoreano “el mundo va a presenciar un gran cambio”. Esperemos que así sea.
Escuchar Noticia!
Publicado por LESLIA JORQUERA, LaTribuna

 

 El día de ayer, se realizó en Singapur, uno de los encuentros que sin lugar a dudas quedarán plasmados en los libros de historia. Esto porque tras 70 años de tensiones, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump se reunió con su par coreano, Kim Jong-Un, quienes en un acto impensado, estrecharon sus manos y se miraron a los ojos. Con aquel gesto, pusieron una piedra al pasado y comprometieron importantes cambios por el bien de todo el mundo, como por ejemplo la desnuclearización de Corea y también el retiro de las fuerzas militares norteamericanas de la península, cuando se acredite el cumplimiento de los acuerdos.

 

Para muchos, este encuentro estuvo cargado de dudas y misterios, puesto que los últimos meses no fueron nada de fáciles entre ambos países y los propios presidentes hoy estrechados de manos, se declaraban la guerra sin piedad.

 

Este histórico encuentro, es calificado como “el Día de la Paz” para muchas personas, y lo más curioso de todo, es que es encabezado por los más polémicos mandatarios que han tenido ambas naciones.

 

Frente a esto cabe preguntarse ¿cuáles son los verdaderos planes de Corea del Norte para abrirse a un diálogo con su otrora principal enemigo? ¿Qué beneficios puede traer a la paz mundial esta relación entre EEUU y Corea del Norte? ¿Es un encuentro con temas de fondo reales o es mera propaganda?

 

No cabe duda que existe escepticismo y dudas de este encuentro, pero es bueno analizar y pensar en positivo los aportes que puede traer para el mundo esta nueva alianza, con visión de futuro, progreso y desarrollo.

 

Las cuatro horas de reuniones en la Isla de Sentosa, no sólo es un encuentro de presidentes, sino una ceremonia histórica que carga de esperanzas al mundo entero. Los dos más grandes enemigos hoy dejan atrás el pasado y tal como dijo el líder norcoreano “el mundo va a presenciar un gran cambio”. Esperemos que así sea.

 

Aún queda cierto misterio, pero ojalá sea sólo las dudas de una sociedad incrédula, porque si finalmente, el objetivo principal, es restablecer las relaciones, fortalecer la paz, la economía y la comunicación entre dos países sin diálogo, no cabe duda que estaremos en un mundo mejor. Mientras eso se logra, todavía queda cierta desconfianza. Ojalá se disipe.

 

 

Visto 41 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas






edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
Qué te parecen las nuevas propuestas de términos "inclusivos": Todes, compañeres y nosotres?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl