(X)
Los Ángeles, Viernes 21 de Septiembre de 2018
ver +
POLICIAL
Fecha: 27-08-2018
AVALUADO EN 150 MILLONES DE PESOS
Después de seis meses: más de 252 cabezas de ganado aún no son recuperados
El robo se realizó, luego que este denunciante y un latifundista llegaran a un acuerdo de mantener el ganado pastando por un tiempo indeterminado.
Escuchar Noticia!
Publicado por Marcela Vidal, LaTribuna

Un millonario robo denuncia un vecino del sector Santa Fe en la comuna de Laja, luego que en el mes de marzo fuera víctima de la desaparición de 252 cabezas de ganado, del que aún no tiene respuesta.

 

Este hecho se mantiene en investigación, luego que el denunciante, Segundo Vega Ríos, acusara que entregó esta proporción de animales, mediante un acuerdo con un hombre identificado con las iniciales F.C.C para que estos se alimentaran en un terreno del sector Quebrafrenos, camino a Laja.

 

“El mes de marzo aproximadamente llegamos a un acuerdo esta persona, donde yo dejaba los 252 animales para que estos pastaran en el lugar a cambio de dos animales al año. Yo realizaría visitas regulares y él los dejaría en este sector”, explicó el afectado.

 

Este acuerdo, según dijo, comenzó en total normalidad, sin embargo con el paso de los días, Segundo se enteró que en el lugar ya no se encontraba su ganado. Este había sido retirado sin ninguna explicación por parte de terceras personas, “lo único que supe es que sacaron el ganado en tres camiones”.

 

En esta compleja situación, el denunciante comenzó la búsqueda por su cuenta, donde vecinos dieron aviso que los animales habían sido trasladados con un destino indeterminado.

 

“En ese momento, el único indicio que tuve es que otras personas me informaron que los animales fueron vendidos en ferias ganaderas de la comuna de Bulnes”, agregó.

 

Ante las consultas realizadas al dueño de este fundo, quien luego de días conversó con ellos, este manifestó, que mantenía una disputa con familiares por una herencia y estos serían quienes habrían robados los animales, avaluados en cerca de 130 millones de pesos, a lo que se suman otros 20 millones por conceptos de legalidad sanitaria.  

 

Posterior a ello, el afectado presentó una denuncia a Carabineros y personal de PDI, quienes comenzaron una investigación que a la fecha no tiene respuestas y lo único que conoce es que estos antecedentes ya fueron entregados a la Fiscalía local y se mantiene en espera.

 

De igual manera, con estos antecedentes, Segundo y su hijo acudieron hasta el Servicio Agrícola y Ganadero, para realizar diferentes consultas, donde se enteraron que lo más probable es que esta persona realizó un cambio de sistema DIIO -arete identificador en los animales-, por lo que no se puede conocer el destino hasta la fecha.

 

“Creo que ya entregamos todos los antecedentes, hemos concurrido a las instancias de juicio y esta persona no se presenta. Sólo sabemos que está disfrutando esta venta de un ganado que me costó años de trabajo”.

 

 

CONSULTAS REALIZADAS A PERSONAL DE SAG SOBRE ESTE DELITO

Sobre este procedimiento, La Tribuna realizó las consultas a personal del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) sobre el posible cambio de dispositivo en estos animales.

 

Ante esto, el encargado regional de Protección Pecuaria del SAG de Biobío, César Escobar Candia, explicó que siempre los animales -vacas- deben estar identificados con el sistema DIIO, ya que esto permite determinar su paradero y con ello siempre se debe trasladar la documentación. Por lo que este robo, para los responsables sería un proceso complejo, el que debería quedar a la luz ya que cambiar los sistemas de identificación no es un proceso sencillo.

 

“Si una persona sufre el robo de animales, debe realizar las denuncias correspondientes a personal de investigaciones, Carabineros y PDI y además dar aviso al SAG, determinando el número de animal y sus características que ya están en el sistema. Todo esto para darlos de baja por robo”.

 

Al consultar, si es posible cambio de dispositivo -como lo que acusa Segundo-, el encargado de este servicio dijo que “Un cambio de DIIO se puede realizar sólo en circunstancias reguladas por el organismo y sólo si el titular lo requiere informando siempre a SAG, de lo contrario, al cortar un dispositivo de identificación de manera dolosa, la ley 20.596 especifica que eso es delito de abigeato”.

 

 

FISCALIZACIONES: UN PROCESO QUE SE POTENCIA EN ESTA FECHAS

Sobre este caso y otros que se presentan a nivel provincial y regional, SAG dio a conocer de manera oficial que en estas fechas las fiscalizaciones se intensifican, debido a las festividades de fiestas patrias, por lo que sus encargados anunciaron los procedimiento legales que se llevan a cabo para todo tipo de comercio. 

 

Esto se realizó en la feria Tattersal de Los Ángeles, donde el encargado regional de Protección Pecuaria del SAG de Biobío, César Escobar Candia, explicó que “en esta época se produce un aumento del delito de abigeato, por lo que hemos definido un programa para intensificar las fiscalizaciones en los recintos feriales, mataderos, carreteras y carnicerías. Es necesario que los transportistas y ganaderos usen el Formulario de Movimiento Animal (FMA) e identifiquen a sus bovinos con los aretes oficiales llamados DIIO (Dispositivo de Identificación Individual Oficial)”, destacó el médico veterinario del SAG.

 

Por esto, explicó que siempre en recintos de feria los funcionarios del servicio verificaran el uso correcto de formularios para el traslado de bovinos, equinos, ovinos, caprinos, porcinos y otras especies desde un lugar a otro, medida establecida en la Ley 20.596 que mejora la fiscalización para la prevención del delito de abigeato, como también determina el uso del DIIO en el caso de los bovinos.

 

En este sentido, César Escobar indicó que “también constatamos la congruencia de la información, en relación al número de animales transportados con lo indicado en el documento; y en el caso de los animales identificados con DIIO, que éstos estuviesen registrados de manera correcta en dicho formulario”.

 

Sobre las multas que se pueden aplicar a quienes no porten el FMA al momento de transportar animales, podrán ser sancionados con multas de 1 a 100 UTM (Unidades Tributarias Mensuales).  

 

Cabe señalar que durante el año 2017 se cursaron 33 infracciones, principalmente porque los DIIOs de los animales transportados no estaban registrados en el Sistema SIPECweb del SAG, por adulteración y errores en el llenado de FMA. Este año, a la fecha se han cursado 28 infracciones.

 

Finalmente, el profesional del SAG Biobío señaló que anualmente se entregan en promedio 70.957 formularios de movimiento animal e invitó a los propietarios de los establecimientos donde existen animales, en forma temporal o permanente, que aún no han realizado este trámite –que tiene carácter gratuito- a acercarse a las oficinas del SAG de la región para aclarar sus dudas y cumplir con la legislación vigente.

 

Visto 2160 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Saldrás de vacaciones este fin de semana patrio?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl