(X)
Los Ángeles, Miercoles 21 de Noviembre de 2018
ver +
EDITORIAL
Fecha: 09-09-2018
Quien no conoce su historia está condenado a repetirla
Hablar del 11 de Septiembre, dependiendo del tono de la conversación, inmediatamente separa a los chilenos en uno u otro bando y, más que pensar en dejar atrás aquel momento, se debe observar con altura de miras porque, aunque se haya estado a favor o en contra de lo ocurrido, nadie quiere que una situación así se repita.
Escuchar Noticia!
Publicado por Cristian Delgadillo Rosales, LaTribuna

Esta semana se conmemora una fecha muy difícil y que resulta decidora frente a muchas de las diferencias políticas que hay en nuestro país actualmente.

 

Por otra parte, el 11 de septiembre de 1973 es una fecha de la que muchos ya no quieren hablar. Se piensa que simplemente mirando hacia el futuro y dejando atrás el pasado todo lo vivido se puede olvidar. Sin embargo, tal como señala el título de este editorial, quien no conoce su historia está condenado a repetirla. Esta célebre frase atribuida a distintos autores como Cicerón, Napoleón, Marx, Churchill, Santayana y otros nos recuerda que aquellas sociedades ignorantes de su historia, desconocedoras de los hechos del pasado que generaron alteraciones a la paz y la unidad o al bien común, fácilmente caerán en lo mismo.

 

En este sentido, lo que parece más acertado para evitar retroceder es mantener una comunidad informada y crítica, que sea capaz de reflexionar acerca de lo que ha ocurrido en tiempos pasados y así, al momento de proyectar el futuro, lo haga con seriedad y poniendo atención a las lecciones que dejaron más de una cicatriz.

 

El quiebre de la democracia es el momento de máxima tensión para un país. Un suceso de esta envergadura genera bandos de enemigos irreconciliables, incluyendo la muerte de muchos. Por lo tanto, si no queremos volver a lo mismo, debemos actuar de diferente forma y profundizar en el diálogo, especialmente en aquellos puntos que nos unen por sobre los que nos dividen, y aún más teniendo en cuenta que siempre existirán los mezquinos intereses de aquellos que sólo buscan el caos con fines de poder, quienes aprovecharán cualquier causa en beneficio propio, utilizando a otros sin importar su sufrimiento.

 

Hablar del 11 de Septiembre, dependiendo del tono de la conversación, inmediatamente separa a los chilenos en uno u otro bando y, más que pensar en dejar atrás aquel momento, se debe observar con altura de miras porque, aunque se haya estado a favor o en contra de lo ocurrido, nadie quiere que una situación así vuelva a ocurrir.

 

La esperanza está en las nuevas generaciones. Ellos tienen la mayor posibilidad de observar el futuro.

 

Los que nacieron en el año 2000 hoy tienen 18 años y la caída de Allende y llegada de Pinochet no son más que relatos históricos para ellos. Este grupo privilegiado puede apreciar con mayor facilidad la lección que deja este hecho, pueden valorar el maravilloso ejercicio de la democracia. Esto no quiere decir que los que tienen 30, 40 o más años no sean capaces de lograr esta resiliencia, pero está claro que estas posturas son mucho más duras y radicales.

Visto 90 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Usted apoya la ley Aula Segura?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl