(X)
Los Ángeles, Lunes 19 de Noviembre de 2018
ver +
DESARROLLO
Fecha: 18-10-2018
EN LOS ÁNGELES
Ya está en funcionamiento el primer café inclusivo de la región del Biobío
Sternenkinder Café es una iniciativa chileno-alemana pionera en la provincia basada en la inclusión.
Escuchar Noticia!
Publicado por LEYLA BASCUR , LaTribuna

“Adelante, bienvenido por favor tome asiento” es la primera frase que recita una amorosa mesera llamada Jordana, quien claramente tiene algo especial y eso hace más cordial la llegada a este innovador café.

El café Sternenkinder se ubica a un costado de la carretera Q-180 entre Los Ángeles y Santa Fe, además destaca por su vistosa señalización igualmente un llamativo local, que posee grandes estacionamientos y áreas verdes.

 

Los creadores de este sin igual proyecto es el matrimonio chileno alemán Carlos Collio y Andrea Gröne, quienes son reconocidos por el centro educacional que funciona en el Country Santa Eliana que entrega educación a niños con capacidades diferentes desde hace 20 años.

 

Collio se mostró muy contento por la realización de este, que denominó “un  sueño” anhelado desde hace mucho tiempo “por fin hemos podido realizar este café, una empresa que es totalmente aparte del centro educacional pero que sigue la misma senda porque se trata de crear un espacio para los jóvenes que egresan de nuestro colegio y que pueden seguir trabajando”.

 

Parte del financiamiento de este café proviene de la fundación alemana sternenkinder e.v. pero igualmente fue difícil aseguró Carlos “esto fue muy complicado pero los desafíos son los mejores, el sentido de esto es que jóvenes con condiciones especiales puedan tener una oportunidad laboral que les permita desarrollarse”.

 

Andrea Gröne, alemana, explicó cómo se sentían los niños que estaban ayudando “están felices ¡se sienten realizados! estábamos todos muy ansiosos que esto comenzara lo más pronto posible”. Relató que hace tres años están capacitando a exalumnos, que egresan de ese sistema educativo “a los 27 años, los niños deben abandonar el colegio y la mayoría sólo se queda en sus casas, con esta opción estamos demostrando que se puede hacer verdadera inclusión”.

 

EQUIPO DE ATENCIÓN DE PÚBLICO

 

Jordana, Cristian, Pablo y Camila son los cuatro jóvenes con capacidades distintas que están a cargo de atender a los clientes en dos turnos.

 

Los chicos fueron cuidadosamente escogidos para realizar esta labor y fueron capacitados durante cuatro años para lograr el resultado que hoy se ve: seguridad y profesionalismo para tomar los pedidos y llevar los productos a cada una de las mesas.

 

Así lo comentó Susana Pérez, de profesión asistente de la educación y que se desempeña como encargada de los niños adultos que van a trabajar en el café.

 

“Nos iniciamos por un grupo de alemanes, que ellos querían ver qué se podía hacer con estos niños que ya están fuera del sistema educacional que los rige, ellos nos adoptaron y nos pusieron en este gran proyecto”.

 

Las características principales que deben tener estos niños es motricidad fina, modalidad de sus manos y no tener problemas de desplazamiento.

 

Susana está muy feliz de ver a sus alumnos trabajando “ellos tienen la mejor disposición para atender a las personas, para realizar un trabajo dedicado y con mucho cariño”.

 

CAFÉ Y DULCES

 

Esta es la primera parte de este gran proyecto, aunque las ansias de realizar más cosas los desbordan Carlos y Andrea y  están conscientes que debe ir de a poco para hacerlo todo bien. “Por ejemplo, la carta está especialmente diseñada para las personas con discapacidad auditiva y del habla, de esta forma nuestro mesero Cristian puede tomar el pedido y llevarlo correctamente a la mesa, sin que ser sordomudo sea un impedimento para trabajar” explica Andrea.

 

La carta del local es bastante acotada, ya que tienen que ir probando que le interesa a los clientes, así lo comenta Carolina Trufi la chef y administradora del café “por ahora tenemos sándwich simples, aunque las creaciones son basadas en recetas alemanas, según la sugerencia de Andrea, esperamos prontamente poder tener producción local”.

 

Aparte de café en la vitrina se asoman pie de limón, kuchen de nueces, torta de zanahoria y otras delicadas preparaciones. Para la hora de almuerzo, pueden disfrutar ricos panqueques calientes con diversos rellenos. Los valores son bastante accesibles y no envidian ningún local del centro de Los Ángeles, aunque ninguno tiene la vista, el espacio y la comodidad del café Sternenkinder.

 

Tal vez lo más destacable es la calidad de la atención, es especial, tan especial como los meseros que se esmeran en la recepción del público que los visita.

Visto 3548 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Usted apoya la ley Aula Segura?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl