(X)
Los Ángeles, Domingo 23 de Septiembre de 2018
ver +
EDITORIAL
Fecha: 11-09-2018
Turismo en Biobío, el diamante en bruto que nos podría hacer ricos
El crecimiento y desarrollo entre tantas reservas, termas, bosques y recorridos históricos o gastronómicos podrían transformarse en un futuro provechoso si nos convencemos de que vivimos en un lugar privilegiado. Dejemos atrás el pesimismo y derrotismo que muchas veces nos invade y pongámonos en campaña para transformar nuestra provincia.
Escuchar Noticia!
Publicado por Cristian Delgadillo Rosales, LaTribuna

¿Sabe usted, estimado lector, qué tienen en común Mónaco, Malta, Macao, Hong Kong, Aruba, Bermudas y Palau? Pues bien, todos estos lugares tienen más turistas que habitantes.

 

En nuestro caso, tanto como ciudad de Los Ángeles y como provincia de Biobío, la historia está recién comenzando.

 

Que este editorial quede para la historia.

 

En 30 o 40 años más esta zona será muy importante en materia de turismo.

 

Los emprendimientos que se están desarrollando en diversos sectores ofrecen un sinnúmero de alternativas para pernoctar y gastar dinero.

 

Si Chile asume como política de Estado el fortalecimiento del turismo en nuestra provincia y, en particular, en nuestra comuna, invirtiendo en obras públicas, apoyando con recursos a los inversionistas, y también la banca hace lo suyo, no cabe duda de que es posible posicionar a esta zona en el escenario internacional.

 

No existe comuna que no tenga un atractivo para visitar: Antuco tiene la nieve y los paisajes cordilleranos; Alto Biobío, el turismo étnico; Santa Bárbara, además de tantas maravillas apícolas posee, por ejemplo, la laguna El Encanto; Quilaco tiene una reserva natural envidiable; en Mulchén, el salto Rehuén y el parque botánico; Yumbel, para qué decir. La ciudad santuario congrega a más de 500 mil turistas en sus celebraciones religiosas (¡más que el Lollapalooza!); Cabrero, con localidades como Monte Águila, que recuerdan el paso de la historia ferroviaria y ofrece gastronomía y cultura típica de la zona; cuando hablamos de Tucapel, inmediatamente recordamos la laguna Trupán; en Quilleco, la hacienda Las Canteras nos empapa de la historia de O’Higgins y del castaño que él mismo, según cuenta la tradición, plantó ahí; Negrete tiene los viñedos; Nacimiento, el Fuerte y sus paseos por el río Vergara; Laja, sus tres lagunas tan distintas entre sí (La Señoraza, Negra y Coyanco); San Rosendo, su plaza, las ruinas del pasado ferroviario que se pueden apreciar en la sala de máquinas y el puente; finalmente está Los Ángeles que, además de servir como ciudad dormitorio para visitar las otras comunas, posee encantos como Saltos del Laja o Santa Fe.

 

Habiendo tantas maravillas, ¿qué nos falta para ser grandes? Nos faltan dos cosas: primero, la inversión pública y privada que permita explotar el turismo y, segundo –y lo más importante–, creernos el cuento. Somos demasiado negativos al momento de ponernos la camiseta. Aprendamos de la ex provincia de Ñuble, ellos se unieron por una causa y hoy son región.

 

El crecimiento y desarrollo entre tantas reservas, termas, bosques y recorridos históricos o gastronómicos podrían transformarse en un futuro provechoso si nos convencemos de que vivimos en un lugar privilegiado.

 

Dejemos atrás el pesimismo y derrotismo que muchas veces nos invade y pongámonos en campaña para transformar nuestra provincia.

 

Para ir comenzando, sería bueno que usted le pregunte al alcalde de su comuna qué está haciendo él en materia turística.

Visto 213 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Saldrás de vacaciones este fin de semana patrio?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl