(X)
Los Ángeles, Miercoles 21 de Noviembre de 2018
ver +
ECONÓMICA
Fecha: 14-09-2018
APROVECHE LOS DÍAS PREVIOS AL 18
Para quienes aún no compran la carne: Cuáles son los cortes más baratos
La sobrecostilla, el asado carnicero y el huachalomo son algunos de los cortes más económicos solicitados por los consumidores.
Escuchar Noticia!
Publicado por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO, LaTribuna

Darse el tiempo y aprovechar los días previos es clave para encontrar el mejor precio de la carne, alimento que por excelencia se convierte en el centro de atención de quienes celebrarán estas Fiestas Patrias en torno a la parrilla.

 

Son cinco días de celebración, por lo que un buen sabor y precio son una importante combinación para disfrutar y también cuidar el bolsillo, y no excederse en gastos este 18 de septiembre.

 

Según los comerciantes, las carnes rojas como el huachalomo, sobrecostilla, abastero y asado carnicero se ganan la preferencia de los consumidores, precisamente por su buen sabor y bajo precio.

 

Estos cortes se pueden encontrar en promoción, con un valor que va desde los $3.990 pesos el kilo. En promedio, las distintas variedades de carne en Los Ángeles no superan los $6.500 pesos por kilo. Presentando una pequeña diferencia entre los precios de los supermercados y carnicerías.

 

Por lo que, si tiene el tiempo, es bueno que cotice los precios antes de comprar, y disminuir un poco el gasto para estos cinco días de celebración.

 

 

APROVECHAR EL BUEN SABOR

 

Un buen precio y la mejor preparación en la parrilla son fundamentales para que este 18 la celebración sea completa.

 

La directora del Área Turismo, Hotelería y Gastronomía de Inacap Los Ángeles, Yalehin Borquez Lucas, entregó algunos consejos para hacer un buen asado.

 

 

EL ASADO

 

Sellado de la Carne

 

El sellado se utiliza para evitar que los cortes de carnes desprotegidos de sus membranas pierdan sus jugos interiores. Consiste en producir una costra protectora en toda su superficie, con un golpe de calor fuerte que coagule y tueste las proteínas cárnicas superficiales y caramelice los glúcidos.

 

Es recomendable que selle todos aquellos cortes que no tengan membranas o cobertura de grasa, tales como las piezas enteras de lomo, del bife ancho, del bife de chorizo o angosto. Las porciones individuales (bifes) debe sellarlas con un bonito dorado, a diferencia de los cortes grandes, en que el sellado debe ser leve, ya que el dorado se alcanzará durante el asado.

 

 

Salar la carne

 

El momento adecuado para agregar la sal es antes del asado.

 

Deberá aplicar la sal con suficiente antelación a los animales enteros y a las carnes que conservan sus membranas protectoras. Mientras más grande la pieza, la aplicación de la sal deberá hacerla con mayor antelación.

 

En tanto, durante el asado, las carnes trozadas (bifes), descongeladas o cortes sin membranas protectoras ni cobertura de grasa deben recibir la sal mientras se asan, ¡sólo sobre las zonas bien doradas! Es decir, cuando ya las haya sellado.

 

 

COSTILLAR

 

A la Parrilla

 

Coloque el costillar sobre la parrilla con los huesos hacia el fuego durante 2 horas a temperatura moderada. Cuando la cara superior haya adquirido temperatura y lo sienta levemente caliente, además de notar un desprendimiento de la carne de los huesos en los costados del costillar y vea fluir un líquido espumoso desde la médula, será tiempo que voltee el costillar. Deje asar a temperatura moderada durante 1 hora más.

 

 

Lomo Vetado

 

Selle las caras del corte con un golpe de calor fuerte durante 5 minutos por lado. Aplique sal después del sellado y disminuya el nivel de temperatura a moderada. Exponga primero la cara con la grasa hacia las brasas durante 1 hora.

 

Una vez que haya volteado la carne, aplique sal nuevamente y manténgala expuesta a temperatura moderada durante 1 hora más.

 

 

Costillar de Cerdo

 

Para asar, coloque el costillar con los huesos expuestos a las brasas durante 1 hora a temperatura moderada. Luego voltéelo y deje asar durante 45 minutos más.

 

Durante la segunda fase es muy importante que la cobertura de grasas no se queme, debe reducirse lentamente hasta transformarse en una fina capa dorada que potenciará su sabor.

 

Si la carne le resulta jugosa al cortarla, no crea que está cruda, recuerde que las carnes crudas no son jugosas. La carne estará cocida si su color varía entre rojizo y rosado.

 

Visto 644 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Usted apoya la ley Aula Segura?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl