(X)
Los Ángeles, Lunes 10 de Diciembre de 2018
ver +
EDITORIAL
Fecha: 29-11-2018
La cruzada solidaria que comienza hoy
 Quizás algún día, esta cruzada no sea necesaria porque como país habremos solucionado de una vez la calidad de vida y la rehabilitación de las personas con discapacidad, pero ahora es vital. Gracias a esto, cientos de niños se ponen de pie. Ayudemos a construir y no a destruir.
Escuchar Noticia!
Publicado por LESLIA JORQUERA, LaTribuna

Hace 40 años, un grupo de personas decidió sacar del anonimato y la vergüenza el tema de la discapacidad. En esa época era común que las personas que sufrían de invalidez, no videntes, sordas y otras, fueran vista como enfermas inhabilitadas para realizar su vida, trabajo y educación. Las ciudades ni siquiera pensaban en acondicionarse a las sillas de rueda o a los semáforos con sonido. Para qué hablar de rampas de acceso o ascensores en colegios y universidades. Quienes nacían así o sufrían algún accidente, simplemente quedaban condenados.

 

Pero llegó la Teletón. Es cierto que hay voces que indican que esta fundación usa a las personas en situación de discapacidad como estereotipos de la caridad, pero también hay que reconocer que si no fuera por esta cruzada solidaria, probablemente seguiríamos estancados, sin leyes ni actitudes sociales inclusivas. Teletón ha sido una herramienta fundamental para dar mayores espacios a quienes tienen que luchar el doble para hacerse un lugar en la sociedad.

 

Los mil pesos o el dinero que se deposita en la cuenta del Banco de Chile, están llenas de mitos que una y otra vez se han aclarado. Don Francisco no cobra millonarias sumas por el programa y los rostros tampoco. Es más, en los testimonios y en las cuentas de la entidad, está reflejado el gasto en médicos, tecnologías, prótesis y otros, que se invierten en lograr que los niños puedan rehabilitarse.

 

Quizás al escuchar a la disidencia de estas cruzadas solidarias, se puede recoger algunos elementos que es bueno modificar, pero esta campaña en particular, va más allá incluso de su objetivo. Aquí no importa ni las derechas ni las izquierdas, ni los colocolinos o cruzados, ni ricos ni pobres, por 27 horas, sólo nos interesa lograr reunir los recursos para seguir en esta noble misión que todos los chilenos financian con gusto.

 

Ver el vaso medio lleno, en una sociedad donde los odios cada día aumentan por cualquier razón, quizás nos haría bien. Si hay gente que puede aprovecharse de esta causa no debe ser lo primordial. Lo importante es centrarse en los logros y que gracias a la Teletón, hemos aprendido a conocernos y aceptarnos tal y como somos. Aún nos queda una gran tarea por delante. Esto recién comienza.

 

Quizás algún día, esta cruzada no sea necesaria porque como país habremos solucionado de una vez la calidad de vida y la rehabilitación de las personas con discapacidad, pero ahora es vital. Gracias a esto, cientos de niños se ponen de pie. Ayudemos a construir y no a destruir.

 

 

Visto 31 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
Esta Navidad, cómo pagarás los regalos...
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl