(X)
Los Ángeles, Lunes 25 de Marzo de 2019
ver +
REPORTAJES
Fecha: 26-02-2019
Psicológo entregó guía para apoyar a quienes viven un desastre natural
El experto entregó los tips para ir en apoyo de niños, adolescentes, jóvenes y adultos una vez que la catástrofe ha terminado.
Escuchar Noticia!
Publicado por BENJAMÍN AHUMADA, LaTribuna

Vivir un desastre natural marca la vida de cualquier ser humano, pero más aún los segundos, minutos y horas posteriores a la catástrofe.

Como chilenos estamos preparados desde pequeños para vivir un terremoto, un maremoto, la erupción de un volcán o un aluvión, y pese a ello, para bien o para mal, quedamos marcados en lo más profundo de nuestra existencia.

Por eso, tan importante como estar alerta para uno de estos acontecimientos, es saber qué hacer una vez que ocurren para evitar cicatrices psicológicas que afectarán nuestro futuro.

Al respecto, Diario La Tribuna contactó al psicólogo del Centro de Salud Familiar Nororiente de Los Ángeles, Lester Seguel, para conocer cómo se contiene a los niños adolescentes y adultos tras una crisis de esta magnitud.

Por cierto, no se trata de una verdad absoluta, pero siempre es positivo saber cómo reconocer las heridas no visibles.


TIPS PARA RECONOCER LAS HERIDAS

Una de las grandes capacidades de esta edad es la resiliencia, pero eso no significa que los niños no queden consternados tras una tragedia.

Por lo mismo, la pregunta de Seguel es afirmativa en su origen: “
¿cómo actuar ante un trauma?”. Los niños que se ven afectados por un desastre son sensibles a la reacción y al llanto de los adultos, a los cambios de rutina de la casa, a la ausencia de contacto físico. Es decir, se dan cuenta de que algo pasa, y les afecta. Por tanto, no debe apartárseles de la realidad que les está tocando vivir con el pretexto de ahorrarle sufrimiento.

En ciertos casos, explicó el experto, “en algunas ocasiones, y a cualquier edad, los menores reaccionan como si no hubiera pasado nada. Este tipo de reacción, por norma general, se manifiesta de forma negativa tras unas semanas o meses, en las que aparecen comportamientos anómalos. Para ayudar en este proceso, es conveniente facilitar la respuesta de desahogo, rabia e información en los menores y no actuar como si no ocurriera nada”.

En cuanto a los adultos, es importante que estos no se aislen y que compartan sus sentimientos con cercanos y pares, así como estar siempre atento a escuchar para ser un soporte si es necesario, permitirse la libertad de sentimientos y saber que los sueños recurrentes sobre el desastre son normales.

En materias cotidianas, Lester Seguel recomienda una actividad física relajada, comer saludable, estructurar los tiempos, tener un itineario de vida postrauma, hacer cosas que estimulen el ego, tomar pequeñas decisiones diariamente y, por supuesto: “no evadir el dolor o sufrimiento con alcohol o drogas”.


EL SEGUNDO TRAS EL DESASTRE

Lo que ocurre una vez terminada la manifestación de la naturaleza es fundamental para la sanación de cualquier trauma postragedia, por lo mismo, es importante reconocer el concepto de “primera respuesta”.

Así los llamados “equipos de primera respuesta” (generalmente es la o las personas con la que se encuentra en el momento de la tragedia) deben escuchar y acompañar al afectado, entender su enojo y otros sentimientos poco comunes, y evitar decir: “suerte que no les fue peor”, entre otros.


NIÑOS DE CINCO Y MENOS AÑOS
 

Cambios en el humor y comportamiento

Síntomas de ansiedad

Miedo a la separación física de sus padres

Retroceso en etapas evolutivas


NIÑOS MAYORES DE SEIS Y MENORES DE 11
 

Incurrir en comportamientos más infantiles

Silencios prolongados

Problemas de sueño: pesadillas, terrores nocturnos...

Irritación

Negarse a ir al colegio

Falta de concentración

Disminución en el rendimiento

Llorar

Quejas sin causa física

Aislamiento

Preguntas sobre la muerte

Presencia de problemas de comportamiento como mentir y robar

Problemas de alimentación


ADOLESCENTES Y ADULTOS
 

Retraimiento

Cansancio

Problemas de alimentación

Problemas de sueño

Cambios importantes en el rendimiento escolar

Abuso de sustancias tóxicas (alcohol y otras drogas)

Cambio repentino de amistades

Hostilidad

Labilidad emocional

 

Visto 204 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Es necesario un aeropuerto comercial para Biobío?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl