(X)
Los Ángeles, Lunes 25 de Marzo de 2019
ver +
REPORTAJES
Fecha: 08-03-2019
PELIGRO LATENTE
Menores de edad en internet: ¿una responsabilidad familiar o social?
Angelinos opinan sobre el uso de estas plataformas que si bien son un desarrollo social, muchas veces representa un arma de doble filo para los menores de edad.
Escuchar Noticia!
Publicado por Marcela Vidal, LaTribuna

Ser padres es una tarea que demanda un sinfín de actividades, desde la alimentación hasta la distracción, emprender metas y entregar lo mejor para sus hijos, esto es lo que quiere cumplir al pie de la letra Kristell Cabezas Jofré, quien vela cada día por su pequeño de tan sólo dos años. Ella como otros padres identifica un peligro latente en el uso de internet, por los contenidos a los que quedan expuestos sus hijos desde temprana edad.

 

Esto, debido a la importante cantidad de denuncias que se han tomado la palestra nacional, por la manipulación de en estas redes por parte de menores de edad, debido al fácil acceso de contenidos como pornografía o bien la manipulación de terceros sobre ellos ante el temido ciberbullyng.

 

Sobre todo esto, Kristell asegura sentirse informada y se prepara para entregar la seguridad necesaria a la persona que hoy forma la parte importante de su vida, y a pesar de la corta edad de su hijo, no imagina que él sea vulnerado por alguna de estas redes.

 

“Desde ya pienso en cómo limitar el uso de estas redes que no son para nada fundamentales, nuestra generación creció sin estas plataformas y nosotros las vinimos a conocer cuando estábamos grandes ¿Qué diferencias podemos tener entonces?”, consigna con seguridad esta angelina.

 

En nuestro país han tomado fuerza debido a la propagación de casos que si salen a la luz pública y dañan a familias enteras, por el trauma que puede significar cualquiera de estos hechos para los menores.

 

Todos estos actos tienen diversos términos, entre ellos está el reconocido ciberbullyng, que es definido como la intimidaciones de un individuo sobre otro, esto por medio de amenazas, acoso que en muchas oportunidades puede significar un trauma, inclusive casos que han terminado en muerte.

 

Sobre esto, son muchos padres los que se preparan para proteger a sus hijos ante una realidad que muchos imaginan imposible ya que se presenta en inofensivos aparatos como celulares, tablet, computadores que si no son supervisados como corresponde pueden terminar siendo utilizados para la proliferación del ciber acoso, sexting o Grooming, entre otras prácticas, que en muchas oportunidades no se puede determinar de quien se trata.

 

 

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

La rapidez e inmediación del internet por medio de sus redes sociales, significa un peligro contante, las que pueden ser controladas por medio de diferentes programas que son implementadas por padres y sobre todo en los establecimientos educacionales.

 

Medida que según asegura la Dirección de Administración de Educación Municipal (DAEM), de Los Ángeles se restringe en todos los establecimientos y es administrada por académicos especialistas, para evitar visitas en lugares no adecuados.

 

Iniciativa que se lleva a cabo en profundidad en el colegio padre Hurtado, donde los funcionarios del área de informática, manifestaron que la manera de evitar mal uso de contenidos se lleva a cabo por medio de la implementación de programas que regulan los contenidos dependiendo de la edad de los estudiantes.

 

Profesionales del área de informática comentaron que en las inmediaciones se trabaja con un servidor donde se filtran contenidos en todo el colegio y de acuerdo a la cantidad de IP, tienen diferentes sistemas de recepciones para cada curso en general, que se realiza de manera particular en las inmediaciones del colegio.

 

Esto con la meta es orientar el uso pedagógico y no restringir el uso de redes sociales, ya que los menores aprenden a utilizar los recursos disponibles.

 

Diferente es el uso que los menores realizan en sus celulares –donde gran mayoría de estudiantes disponen de uno-, y eso es algo que no se puede controlar, puesto que acá el ingreso a plataformas o contenidos es netamente labor educativa de una  familia.

 

 

PROYECTO DE LEY QUE LIMITA CONTENIDOS

Durante el mes de enero, en la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que restringe el uso de internet a menores de edad, esto respecto a la visitan a sitios donde se distribuya contenido no adecuado como pornografía contenido violento, por medio del control parental que fomenta la educación digital de los padres.

 

En base a esta nueva legislación el director de la carrera de Psicología de la Universidad Santo Tomás Los Ángeles, Jaime Aedo, abordó las implicancias de lo que significa esta ley que llega a verificar una correcta regulación de los padres con sus hijos.

 

Esto, según relató el académico se podría entender como una necesidad y un derecho que tienen todos los usuarios a poder controlar el acceso a los productos que adquiere, contratan y consumen.

 

Esto en medio de una sociedad que está enfrentada a problemas como el erotismo y su mercantilización, la que representa una industria que debe ser regulada por la misma sociedad.

 

“Esto es una parte relevante, pero de un problema que es mayor; el tema del acceso de los menores de edad a pornografía, por ejemplo, es un asunto que no se va a limitar solamente con una herramienta tecnológica. Hay que entender de qué se trata este problema más de fondo”, explicó el director de la carrera de Psicología de Santo Tomás Los Ángeles.

 

Respecto a este fenómeno al interior del entorno familiar, Aedo sostuvo que la educación no puede centrarse sólo en las prohibiciones prácticas de las cosas; a veces es útil pero no es necesario ni está lejos de ser lo más eficiente.

 

“Como sociedad, debemos ser capaces de crear un espíritu crítico en las personas para que puedan comprender qué es lo que están viendo, de discernir, de mirar críticamente la información que están recibiendo y eso no pasa solamente por las prohibiciones, sino que pasa por ver cómo nosotros estamos concibiendo el tema de la sexualidad”, declaró el facultativo.

 

Frente a prohibir y no prohibir, el académico expresó que está lejos de ser lo más eficiente; lo ideal es que el tema sea abordado “desde la creación de una conciencia de qué es lo que es el cuerpo humano, cuáles son sus límites, de cuáles son las variables que están implicadas en la relación con otros y, sobre eso, hacer una construcción, en el fondo, de una nueva moral, una nueva moral que se adapte a estos nuevos mecanismos de intercambio social”.

 

 

DENUNCIAS POR ESTOS CASOS

Sobre la cantidad de denuncias que se pueden presentar en la provincia de Biobío, el subprefecto de Los Ángeles Rodrigo Claramunt dijo que este tipo que no es muy común, ni registrada debido a la complejidad de las situaciones.

 

“Son pocas las denuncias que llegan sobre esta área, las que son derivadas a otras secciones en diferentes brigadas dependiendo de la connotación sexual que tengan y por varios temas que en ocasiones se mantienen en el anonimato para no perjudicar a los menores o a sus familias”.

 

Según agregó, el subprefecto cuando existen este tipo de denuncias pasan a Fiscalía y posterior a ello se determina el proceso a investigar.

 

Además de ello extendió una invitación a la comunidad a realizar las denuncias respectivas por estos hechos o si tienen inquietudes se puede asesorar sobre estos ilícitos que pueden ser amenazas o tienen una connotación sexual.

 

 

OPINION DE LA COMUNIDAD 

En un recorrido por Los Ángeles, sus ciudadanos dieron a conocer diversas opiniones sobre la visita en la web y los contenidos a los que sus hijos tienen acceso.

 

Algunos manifiestan que la regulación es lo más importante para evitar problemas, mientras que otros difieren de esto manifestando que el uso de estas plataformas es necesario, dependiendo siempre de la supervisión de los familiares.

 

Sobre esto, la comunidad opinó lo siguiente  uno de los interesados  que “mi  hija vigilada ve YouTube sólo unos minutos, a veces le pasamos el teléfono, no le damos acceso a otras cosas, prefiero mil veces que vea el televisor aparte que uno no sabe las cosas que las personas suben a internet”.  dijo  Osiel Cisternas.

 

Angelina Troncoso, agregó que  “es difícil regular, porque día y noche están con los aparatos. Sé que hay denuncias y está mal, hay que tener más cuidado, yo les reviso todos a mis hijos. Eliminamos Facebook y creo que de a poco vamos revisando contenidos.

 

Luis Henríquez, manifestó  “no me agrada mucho el tema de la tecnología creo que el internet ha llevado a los niños a la corrupción, soy abuelo y si hablo les puede molestar a mis hijos. Pero pasan todo el día acá y ya no se preocupan de las cosas fundamentales como jugar o descubrir el mundo”.

 

En tanto, Jorge Villanueva, agregó  “Hay momento donde uno le da la opción que tome el teléfono, pero creo que tratamos de evitar su uso, porque sabemos que esto implica ver todo tipo de contenidos que se deben revisar constantemente”.

 

por ultimo, Alicia García  reconocdio que  “Vemos videos infantiles, pero no lo recomiendo libremente. Hay una responsabilidad de todos en este proceso, porque nosotros como padres tenemos que estar atentos a lo que están viendo nuestros hijos”.

 

 

AMENAZAS “ONLINE”

Estas son algunas de las amenzadas que en diferentes sitios se han dado a conocer: 

 

1. Contenido inapropiado: Uno de los peligros más comunes cuando un menor navega por internet es que acceda a material que no es adecuado para su edad, ya sea de carácter sexual, violento o relacionado con temas como las drogas, las armas, los juegos.

 

2. Ciberacoso: El acoso escolar o bullying se ha extendido del centro escolar al mundo virtual. El acceso de los niños y adolescentes a ordenadores, móviles y tabletas con conexión a Internet facilita las agresiones en cualquier momento y lugar y, además, con mayor posibilidad de anonimato.

 

3. Sexting: Se produce cuando se envían fotografías, audios o videos de carácter sexual, generalmente a través del teléfono móvil.

 

4. Grooming: Este término se refiere a las prácticas online de adultos que tratan de ganarse la confianza de los menores con el fin de conseguir imágenes de carácter sexual, acosarles e, incluso, explotarles sexualmente. Guarda una estrecha relación con la pornografía infantil y la pederastia en Internet.

 

5. Revelación de información: Ya sea de forma consciente, en una conversación de chat o en una red social, o inconsciente, a través de engaños (estafas, falsas ofertas, sorteos o regalos), tu hijo puede revelar sus datos personales online sin darse cuenta del peligro que supone.

 

 

 

 

Visto 329 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Es necesario un aeropuerto comercial para Biobío?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl