Los Ángeles, Lunes 29 de Mayo de 2017
ver +
EDITORIAL
Fecha: 03-01-2017
El costo de la vida al alza… hay que organizarse
Generalmente, cuando se trata de celebrar la Navidad, las vacaciones, las Fiestas Patrias y los cumpleaños, nos olvidamos de que el sueldo se acaba y luego vienen las angustias y arrepentimientos por caer en “la bicicleta”. La clave es planificar y si es necesario, suspender los gastos innecesarios.
Publicado por LESLIA JORQUERA, LaTribuna

Quienes se encuentran hace años en el mundo laboral, probablemente no le hagan sentido estas palabras, sin embargo, cuando se trata de organizar los gastos del hogar, muchas veces, por culpa de la inexperiencia y la falta de disciplina, se puede caer en deudas que al corto plazo resultarán impagables.

 

El sueldo promedio de los chilenos en la actualidad, según los estudios del INE, es de $505.477, mientras el de los hogares llega a los $997.973.

 

Lamentablemente, la brecha salarial de nuestro país es tan alta, que muchos no alcanzan estos registros. Los datos de la Fundación Sol, aseguran que el 50% de los trabajadores de nuestro país gana menos de $305.000 pesos. Esto para una familia del año 2017, es prácticamente estar en el umbral de la pobreza.

 

Esto porque, con este bajo ingreso, se desprenden inmediatamente los gastos de colegios, supermercado, arriendo o dividendo, servicios básicos, salud y medicamentos y esparcimiento.

 

Ante esto, surge la siguiente pregunta: ¿Tiene usted planificado su nivel de gastos, versus el endeudamiento? Según los estudios existentes, el nivel de endeudamiento de los chilenos alcanza un preocupante total de 14,2 millones de pesos por persona y aumenta cada año.

 

Pese a que estos números nos parecen impactantes, para la OCDE aún estamos dentro de los parámetros considerados normales.

 

Ahora, lo que se debe definir es cómo organizar los gastos del hogar, de tal manera que no se termine ahogado en deudas que no podrá pagar.

 

Un correcto ejercicio de organización mensual de gastos, podría permitirle a usted no gastar más de lo que tiene, cancelar sus cuentas e incluso dejar un ítem para el esparcimiento que tanto nos gusta.

 

Para ello, lo crucial, es sentarse en casa, sumar los sueldos que contribuyen a la mantención de cada uno de los requerimientos del grupo familiar y asignar un monto mensual.

 

Basta buscar en internet los consejos para administrar el hogar y obtendrá fácilmente la asesoría financiera para poder lidiar con los pagos de cada periodo.

 

Generalmente, cuando se trata de celebrar la Navidad, las vacaciones, las Fiestas Patrias y los cumpleaños, nos olvidamos de que el sueldo se acaba y luego vienen las angustias y arrepentimientos por caer en “la bicicleta”. La clave es planificar y si es necesario, suspender los gastos innecesarios.

 

Si paga gimnasio por un año y no va, está perdiendo dinero. Si contrató un sistema de películas o cable con muchos canales y termina viendo la señal abierta, está perdiendo dinero.

 

Si tiene hace meses una gotera en la llave y no le presta interés, está perdiendo dinero. Piénselo y actúe.

Visto 42 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar
Noticias relacionadas





edición impresa
ediciones anteriores
ver +
encuesta
¿Cómo evalúas la fiscalización de la Seremi de Salud durante las emergencias del fin de semana?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook