(X)
Los Ángeles, Lunes 24 de Septiembre de 2018
ver +
REPORTAJES
Fecha: 13-04-2018
UN TEMA LATENTE
Abuso sexual infantil una realidad social de la que nadie está libre
En la zona, actualmente existe tres programas que atienden anualmente a 225 niños y niñas, derivados de Tribunales de Justicia y de Familia por delitos de agresión sexual.
Escuchar Noticia!
Publicado por Marcela Vidal, LaTribuna

El abuso sexual a menores en cualquiera de sus facetas, siempre ha sido uno de los mayores temores insertos en la sociedad, del que nadie de seguro ha quedado ajeno, o no le ha dejado de llamar la atención.

 

Todos estos actos, causan conmoción, por la brutalidad de sus actos, que radican directamente con el grupo etario más vulnerable, nos referimos a la infancia.

 

Se conoce como infancia o “primera infancia” al proceso que viven todos los seres humanos desde el momento de nacer hasta los ocho años aproximadamente, según ha determinado Unicef.

 

Este, corresponde a un proceso donde los niños y niñas se insertan en la sociedad, aprenden sobre diversas experiencias, costumbres y desarrollan capacidades elementales de sobrevivencia.

 

Todo este transcurso comprende el máximo desarrollo para una persona, que puede ser interrumpidos por diversos factores, entre ellos uno de los más cruciales y dolorosos son los abusos sexuales. Hechos que pueden marcar de por vida un ser humano.

 

Se entiende como vulneración, aquellos actos de violación, explotación sexual, abusos o manipulación con fines sexuales son algunas de las aristas de estos daños que generan un importante daño para una persona en el ámbito psicológico.

 

En tanto, el abuso sexual, es cualquier tipo de actividad sexual con un niño o niña o adolescente donde el agresor está en una posición de poder. En estos casos, la víctima se ve involucrada en actos sexuales que no es capaz de comprender, detener o evidenciar a simple vista con sus pares más cercanos.

 

Según datos entregados por el Servicio Nacional de Menores (Sename), debido a los actos de abuso, en la región del Biobío, actualmente se desarrollan 17 proyectos especializados en la resignificación de situaciones de maltrato grave y delitos sexuales ubicados en las cuatro provincias de la región, cuya cobertura anual de atención es de 1.373 niños, niñas y adolescentes.

 

Patricio Muñoz Montenegro, director regional (s) de Sename Biobío, explicó a La Tribuna FinDe, que “nos parece repudiable que aún existan adultos que agredan sexualmente a niños y niñas, es una situación que le compete a toda la sociedad abordar para que no sigan sucediendo estos lamentables hechos”.

 

SEÑALES: MÁS DE 25 MIL MENORES ABUSADOS EN EL PAÍS

Según explicó personal de la sección de Policial de la  Brigada Investigadora de Delitos Sexuales y de Menores (Brisexme), este es un proceso donde los familiares o tutores deben estar atentos a las conductas de los menores para lograr identificar a tiempo estos delitos.

 

Ante esto, el jefe de Brisexme, Rodrigo Claramunt Lavín explicó a La Tribuna FinDe que “cuando se cometió un delito y se confirmó, el adulto responsable del menor debe hacer la denuncia respectiva, informado al Ministerio Púbico, posterior a lo cual se dispone una investigación”.

 

Cabe señalar además, que a principios del 2018, el Ministerio Público de la Corporación de Derechos Sexuales y reproductivos reveló que en un periodo comprendido entre los años 2012 a 2016 más de 12 mil 667 menores de 14 años de edad fueron víctimas de abusos sexuales.

 

Mientras que una cifra similar (12.096 casos) afectó a mayores de 14 años, en el mismo periodo comprendido, hecho que revela que más de 25 mil menores de 18 años fueron abusados sexualmente en nuestro país.

 

Ante esto, muchos son los programas que se deben desarrollar a nivel nacional y provincial con el fin de ayudar a los menores a enfrentar esta triste realidad, que aqueja directamente su desarrollo de por vida.

 

Ante estas cifras, en la provincia de Biobío actualmente existe tres programas -dos en Los Ángeles y uno en Yumbel- que atienden anualmente a 225 niños y niñas, derivados de los Tribunales de Justicia y de Familia por los delitos de agresión sexual.

 

Estos hechos radican en cualquiera de sus formas, niños, niñas y adolescentes e incluyen violación, estupro, abuso sexual, abuso sexual impropio (exponer a víctimas a actos de connotación sexual), abuso sexual agravado y pornografía infantil.

 

PREVENCIÓN DESDE LAS BASES EDUCATIVAS   

Como una manera de avisar estos actos, en temporada escolar son muchas las actividades que se desarrollan con el fin de educar a los menores en estas materias, algunas de ellas son realizadas por policía de la brigada de Brisexme.

 

“Con el fin de disminuir la tasa de victimización por delitos sexuales en preescolares, esta Brigada Investigadora se enfoca principalmente en hacer participar a los menores de un teatro de títeres” explicó Claramunt.

 

En estas actividades lúdicas, son los mismos policías quienes toman el histrionismo relatándoles una historia lúdica donde interpretan a distintos personajes, por medio de una caracterización, aquí, los niños evidencian la participación de una mamá y un lobo quienes llevan a cabo un diálogo con los niños, quienes perciben herramientas de autocuidado.    

 

Además un profesional de policías les enseña a distinguir entre las llamadas caricias buenas y malas, así como los secretos -también buenos y malos-, a diferenciar las partes íntimas o privadas de su cuerpo, por lo que es muy provechoso para los pequeños y el entorno, ya que son ellos quienes representan ser una presa fácil de abusadores.

 

Cabe señalar que se llama caricias buenas -según relató personal de esta brigada- a aquellos actos que una persona comete para demostrar su afecto hacia los niños y estos se sienten seguros, felices y cómodos.

 

En cambio se denominan caricias malas, los actos, donde una persona toca a un menor, acaricia y eso los hace sentir mal. Cuando eso sucede esto se presentan los siguientes signos, el corazón late más rápido, se acalora la cara, siente ganas de vomitar y tiene miedo.

 

“Actualmente es imposible que nuestra brigada pueda abarcar la totalidad establecimientos educacionales, ya que la demanda por este tipo de actividad es enorme ojalá pudiésemos cubrir todos los requerimientos” puntualizó Claramunt.

 

Según agregó el jefe de esta dirección, debido a la magnitud de la provincia, se debe seleccionar a aquellas provincias que nunca hayan tenido oportunidad de presenciar esta actividad o donde hay menor acceso a la información, entre estas comunas y sectores, se encuentran Alto Bío Bío, Santa Bárbara, Antuco, Nacimiento o sectores rurales como Villucura, Salto El Laja, Millantú, Santa fe, Pata de Gallina, entre otros.

 

Visto 228 veces
l
¿Encontraste un error en la noticia? Avísanos

Envianos tu error

Cancelar

(PROHIBIDA TODA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DEL CONTENIDO SIN AUTORIZACIÓN DE DIARIO LA TRIBUNA)

Noticias relacionadas




edición impresa
ediciones anteriores



ver +
encuesta
¿Saldrás de vacaciones este fin de semana patrio?
Guardando respuesta....
ver +
Facebook

emisoras.cl